lunes 06.04.2020
Sanidad

La necesidad de camas de UCI limita la donación de órganos

La situación del Covid-19 frustra una intervención en el Hospital leonés
Equipos de la UCI en el Hospital de León, MARCIANO PÉREZ
Equipos de la UCI en el Hospital de León, MARCIANO PÉREZ

La donación de órganos se está viendo afectada, como el resto de servicios hospitalarios, por la expansión del coronavirus entre la población leonesa. Este tipo de extracciones se ven limitadas ahora por la necesidad de usar la mayoría de las camas de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para los pacientes con problemas respiratorios graves.

Desde la coordinación de Trasplantes reconocen que «la cantidad de donantes durante este año está siendo la normal. No es que la cuarentena afecte de forma negativa a la afluencia de potenciales donantes, pero sí que al existir una escasez de camas de UCI alguna intervención no se puede efectuar», indican.

De hecho, en León ya se ha frustrado un trasplante que se ofertó, al no disponer de cama de Cuidados Intensivos. «Estos pacientes suelen ser inmunodepresivos y, en estos momentos, estar en una UVI con enfermos de coronavirus suscita precaución, aunque las medidas de higiene y seguridad son máximas, la verdad», admiten.

Para los casos de Covid-19, además de las 16 camas de la UCI, se han habilitado 12 en Rea, ocho de coronarios y 6 de los 28 quirófanos. La dificultad actual para las donaciones es que cuando se produce la oportunidad los órganos se extraen si existe la posibilidad de implantárselos a alguien, tras haber practicado la prueba del coronavirus para descartar que el donante lo tuviera Si no, no se extraen. El tiempo es vital. Precisamente, el año pasado se cerró con una cifra récord de donaciones en León. 36 personas donaron 181 órganos (entre ellos, 65 riñones, 26 hígados, 8 corazones, 20 pulmones, dos páncreas, 60 córneas) y 500 fragmentos de tejidos. Sirvieron para dar vida a un centenar de personas.

La necesidad de camas de UCI limita la donación de órganos