lunes 26/10/20
Colectivos vulnerables

Piden que las personas con TEA sean reconocidas como población de alto riesgo

autismo
Un padre acompaña a su hijo autista por una calle de Ponferrada. L. DE LA MATA

El leonés Miguel Ángel de Casas, presidente de Autismo España, ha reclamado que las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) sean reconocidas como población de alto riesgo debido tanto a sus especificidades como a las comorbilidades relacionadas con la salud que puedan presentar.

En este sentido, en un artículo de opinión publicado en el último número del semanal del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) ha llamado a asegurar la identificación precoz de la infección, a través de la realización prioritaria de los test y pruebas médicas, cuando existan indicadores de enfermedad.

Y, por supuesto, ha pedido que "no sean discriminadas por razón de su discapacidad en los protocolos clínicos de atención a pacientes contagiados de coronavirus". "Cada vez son más los casos en centros residenciales y en los propios hogares con sospecha de contagio tanto de personas con TEA como de sus familiares o profesionales y que, sin embargo, no están siendo sometidos a las pruebas de detección", ha señalado De Casas.

Asimismo, ha considerado "imprescindible" que se apliquen ajustes razonables en situaciones en las que las personas afectadas por Covid-19 deban ser hospitalizadas o recibir cuidados sanitarios, priorizando la atención domiciliaria o residencial, cuando sus condiciones de salud lo permitan.

Y todo ello, según ha apostillado, "garantizando, también, los recursos sanitarios, así como flexibilizando las medidas de ingreso individual y aislamiento, permitiendo el acompañamiento en todo momento por parte de una persona cercana, familiar o profesional, que sirva de interlocutor con los profesionales sanitarios, de modo que se facilite la eficacia de los tratamientos".

El presidente de Autismo España ha lamentado la "carencia absoluta" de equipos de protección, limpieza y desinfección, así como de material sanitario en las residencias de discapacidad. "Este desabastecimiento está provocando un incremento del riesgo de contagios, tanto de las personas con TEA como de los profesionales que los atienden; del número de bajas de los profesionales con el consecuente colapso de los servicios y el riesgo de dejar a los usuarios sin las atenciones mínimamente necesarias", ha precisado.

Además, ha indicado, la falta de recursos económicos -"fruto de la debilidad financiera de las entidades sociales y de la interrupción de los conciertos y contratos por parte de las comunidades autónomas, y de las cuotas aportadas por las familias"- está provocando un alto riesgo para la sostenibilidad de las entidades. "Si no se ponen en marcha medidas contundentes de apoyo financiero y fondos extraordinarios que palíen esta situación puede perderse de una manera dramática e irreversible una buena parte de la red de servicios específicos a personas con TEA que durante más de tres décadas, y con el esfuerzo de las familias, se ha puesto en marcha en España", ha advertido.

De Casas también ha apelado a la concienciación social en relación a la instrucción de 19 de marzo de 2020 que les permite salir a la calle. "El estado de alarma ha implicado cambios sustanciales en su vida cotidiana y la necesidad de adaptarse rápidamente a una nueva realidad, algo que es especialmente difícil para unas personas con TEA que requieren rutinas estables y predecibles y presentan dificultades para adaptarse a los cambios en su contexto, por mínimos que sean, debido a la rigidez de comportamiento y de pensamiento propia del trastorno del espectro del autismo", ha subrayado.

Y es que, pese a tener reconocido ese derecho, muchas personas con TEA han sido "objeto de increpaciones", ha lamentado.

Piden que las personas con TEA sean reconocidas como población de alto riesgo