martes 31.03.2020

Los recortes en educación sacan a la calle a 10.000 leoneses en una protesta histórica

El respaldo de los estudiantes de León, el mayor de la Comunidad, y seguimiento desigual del profesorado.
Los recortes en educación sacan a la calle a 10.000 leoneses en una protesta histórica

León se echó ayer a la calle en contra de los recortes en materia educativa del Gobierno. 10.000 personas abarrotaron por la tarde el centro de León para poner fin a una jornada de huelga que consiguió el apoyo mayoritario de los estudiantes, sobre todo en la Universidad de León, y un respaldo desigual por parte del profesorado. Según los sindicatos, el 90% de los alumnos no acudió ayer a las aulas en Educación Infantil, Primaria y Secundaria; la Consejería de Educación lo sitúa en el 60,10%, , el mayor respaldo de toda la Comunidad.

En la Universidad el seguimiento dejó el Campus vacío, con un 85% de seguimiento según los sindicatos y un 30% según la Universidad.

El seguimiento del profesorado fue desigual, dependiendo de los institutos. Los sindicatos lo colocaron en el 50% en ESO y BAchiller y en un 59% en Primaria y Educación Infantil, el doble que en la huelga general del pasado marzo, en la que paró el 35% del personal docente.

La calle ganó ayer, de nuevo, la batalla. Por la mañana 5.000 universitarios y estudiantes de enseñanzas no universitarias inmovilizaron el centro de León con consignas como «manos arriba, esto es un atraco», «el hijo del obrero, a la universidad; el hijo del banquero, al campo a trabajar», «queremos becas y no hipotecas», «institutos y universidad, luchando juntos en solidaridad». Probablemente, según los organizadores, sea la protesta que más apoyo estudiantil ha recibido desde hace años.

Desde primera hora

Los diferentes centros universitarios del Campus abrieron con normalidad, en cumplimiento de los servicios mínimos, y sólo la Biblioteca San Isidoro estuvo cerrada hasta las doce del mediodía, a la espera de que partiera la manifestación estudiantil que tenía el punto de salida en la campa de Biología. Allí se concentraron los estudiantes, aunque desde primera hora de la mañana, los alumnos se dieron cita en las escuelas y facultades para preparar el material que, más tarde, desplegarían por las calles de la ciudad. Una movilización masivamente estudiantil que contó también con la participación de un nutrido grupo de profesores.

De hecho, los miembros de la Junta de Estudiantes pasaron la noche en el despacho del Campus y «empapelando» la universidad. A partir de las ocho de la mañana fueron informando por todas las clases que había huelga y que la manifestación partiría poco después, así como los motivos de las protestas.

«Mientras más suban las tasas más alzaremos los puños», fueron algunos mensajes que se podían leer en las pancartas que recorrieron el Campus y las calles de la ciudad antes de llegar al Instituto Juan del Enzina, dónde los universitarios se reunieron con alumnos y profesores del resto del sistema educativo y continuaron la manifestación hasta la Subdelegación del Gobierno. Al finalizar la movilización, la Junta de Estudiantes de la ULE, organizadora de la misma, se mostró satisfecha de la respuesta de los universitarios y, especialmente, de su comportamiento pacífico para reinvindicar sus derechos. Alberto Martín destacó el trabajo realizado por todos sus compañeros, dirigido a motivar a los estudiantes para que participaran en la mayor movilización universitaria que se recuerda. Al mismo tiempo agradeció el comportamiento «ejemplar» de todos los jóvenes.

Los próximos días analizarán nuevas medidas a tomar aunque hay que tener en cuenta que los universitarios están inmersos en plenos exámenes finales y, de no aprobar asignaturas, probablemente el próximo año les cueste bastante más estudiar.

Por su parte, el vicerrector de Estudiantes de la Universidad de León, Juan Manuel Gonzalo, agradeció ayer el comportamiento ejemplar de los jóvenes y calificó de «lógica» su preocupación por las medidas adoptadas por el Ministerio de Educación y que también tendrá que acatar la institución académica leonesa. «Se han expresado con educación y libertad», indicó el responsable universitario.

No universitarios

Los sindicatos convocantes (CSI-F, STECYL, ANPE, UGT y CCOO), se mostraron satisfechos con el seguimiento de la protesta. Jesús López, de UGT, criticó las decisiones del ministro de Educación, al que llamó «charlatán, que no entiende de educación. Sin innovación y educación no hay futuro».

El responsable de CC.OO. Juan Miguel, aseguró que el respaldo mayoritario del alumnado se debe a que «padres y madres y ciudadanía en general se han dado cuenta de que con los recortes en educación se condena a toda la población».

El presidente de la Junta de Personal Docente, Javier Ampudia, del Csif, defendió la enseñanza público por obtener mejores resultados que la concertada, «como se demuestra en la selectividad»..

Los recortes en educación sacan a la calle a 10.000 leoneses en una protesta histórica