sábado. 13.08.2022

Las autoridades desalojaron Rimor la noche del lunes al martes. pero dentro del pueblo se quedaron una mujer de 87 años encamada, su hija que la cuida, el marido de éste y el nieto de la señora que precisa cuidados. Su yerno contaba ayer a este periódico que a eso de las 22.00 horas pidieron una ambulancia y eran las 01.30 horas del martes 19 y no llegó. De esta forma, los familiares de la octogenaria se negaron a sacarla de allí entrada la madrugada y no la dejaron sola. Se vieron obligados a dormir en su casa cuando todo el pueblo de Rimor (Ponferrada) había sido desalojado.

«La ambulancia para mi suegra no llegó y dormimos en Rimor»