lunes. 05.12.2022
SALUD

Las farmacias rurales dosificarán la medicación de las personas mayores

Llevarán un control para garantizar la ingesta y advertirán al médico en caso necesario
                      Autoridades provinciales y representantes del colectivo de farmacéuticos, ayer. L. DE LA MATA
Autoridades provinciales y representantes del colectivo de farmacéuticos, ayer. L. DE LA MATA

Hasta un millar de personas mayores del entorno rural de la provincia participarán en la primera fase del proyecto ‘Filandón’ puesto en marcha por la Diputación de León y el Colegio Oficial de Farmacéuticos para mejorar la adherencia de estos pacientes a sus respectivas medicaciones, habida cuenta de que hay estudios que corroboran que en torno al 55% de los mayores de 65 años no toma correctamente las medicinas prescritas y un 13% «no están siendo adherentes en ningún momento», explicó el presidente del colectivo de farmacéuticos, Javier Herradón, durante la firma del convenio con el presidente de la institución provincial, Eduardo Morán, en un acto celebrado ayer en el Ayuntamiento de Camponaraya.

El proyecto comenzó a gestarse hace un par de años y entra en vigor hoy mismo en 92 farmacias de las 172 que hay en entorno rurales y semiurbanos de León. El servicio se extiende así a más de 80 municipios, una docena de ellos en el Bierzo, y servirá para garantizar que los pacientes que entren a formar parte de este programa de control toman correctamente la medicación, lo que no solo repercutirá positivamente en su estado de salud, sino que también servirá para evitar el despilfarro farmacológico.

El farmacéutico, que previamente ha recibido una formación específica, se va a encargar de preparar la medicación semanal y dosificarla en un blíster especial. También controlará que el paciente la va tomando como es debido y en caso de percibir algún problema o incidencia, se lo comunicará directamente al médico de cabecera.

Herradón confía en que una vez que el servicio esté activo y se vaya conociendo, se produzca un «efecto llamada» y sean más las farmacias que se adhieran y también mayor el número de usuarios captados. En favorecer esto se involucrarán varios agentes, como los profesionales de los centros de salud y/o los servicios sociales. Una comisión de seguimiento celebrará reuniones periódicas para comprobar la evolución y la aceptación de este nuevo servicio y aplicar las correcciones o cambios que fueran necesarios.

«Las farmacias son el primer médico de urgencia que tenemos en los pueblos. Hay que agradecer el esfuerzo que hacen, a veces no rentable y la mayoría de las veces por vocación. Estamos hablando de un servicio básico de primera necesidad», subrayó el presidente de la Diputación de León. Institución que ha aportado 175.000 euros para un programa que, si fuera necesario, se verá reforzado con una cuantía mayor, aseguró Morán.

«Sois una parte importante del futuro de nuestros pueblos», insistió el presidente provincial en conversación directa con Herradón. Y este le tomó la palabra para subrayar que servicios como el presentado permiten que las personas mayores se mantengan en el entorno rural en el que siempre han vivido. «Buscamos espacios sociosanitarios en los pueblos», dijo.

Las farmacias rurales dosificarán la medicación de las personas mayores
Comentarios