jueves 19/5/22
Algunos bares de Ponferrada no han vuelto a abrir. ANA F. BARREDO

La Asociación de Hostelería del Bierzo pide a la Junta que modifique los requisitos para acceder a ayudas por sus cierres obligados por la pademia. La agrupación quiere aclarar al presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, que aseguraba estar sorprendido por la escasa concurrencia de negocios a las líneas que plantea la Junta, que la razón hay que buscarla en el porcentaje que la administración financia.

«La ayuda de la Junta que se refiere al material anti-covid, solamente contempla la protección colectiva, con lo que la protección individual como mascarillas y gel, no son susceptibles de subvención. Todos los negocios de hostelería tenemos un gasto importante en elementos de protección individual para nuestros empleados y para nuestros clientes, pero solo unos pocos han invertido en medidas de protección colectiva, porque no tenemos dinero ni para el 20% de la inversión, con lo cual, no concurrimos a esta ayuda», explica el portavoz del colectivo, David Belzuz, en una nota de cinco puntos.

También apunta que para acceder a las ayudas es necesario estar al día en los pagos con la Seguridad Social y con Hacienda y «tras 10 meses de pandemia, muchos ya no tienen esa liquidez». Los hosteleros bercianos reclaman que las administraciones les permitan acogerse a los ‘Ertes de impedimento’ que bonifican al 100% las cotizaciones de los trabajadores que están en esa situación. En la actualidad, explican, tiene que existir una orden de cierre del negocio para contar con esas ayudas, pero, si abren con el 30% de aforo, ya no pueden. «Mientras no se nos deje trabajar en todo el horario se nos tienen que aplicar los ‘Ertes de impedimento’ para que los negocios no tengan que pagar ninguna cotización por los trabajadores en erte», insiste el presidente de la asociación de hosteleros del Bierzo. Y añade, dirigiéndose a Mañueco: «No se preocupe, que cuando saque las indemnizaciones por cerrarnos que llevamos reclamando desde el principio del todo y para todas, no van «a dar abasto» a recoger solicitudes».

La Ley estatal de Subvenciones no permite percibir subvenciones a los negocios que no estén al corriente de pago con Hacienda Pública y la Seguridad Social. La mayoría, según Belzuz, estaban al corriente de pago el 14 de marzo de 2020. «Si hoy no pueden estarlo no es por su culpa sino porque a la hostelería no se le permite trabajar con normalidad», insiste el presidente de los hosteleros de la comarca.

Los hosteleros bercianos piden a la Junta que varíe los requisitos para recibir ayudas