jueves. 07.07.2022

Ponferrada y Bembibre contradicen al PSOE regional al cerrar los mercadillos

La dirección que encabeza Tudanca se felicita por forzar a la Junta a permitir el 100% de puestos
tudan
Luis Tudanca es el portavoz del Grupo Socialista en las Cortes de Castilla y León. MARIAM A. MONTESINOS

Lo malo de la política es cuando se piensa que todo es política, hasta las razones sanitarias. El PSOE de Castilla y León se felicitó ayer por el trabajo desarrollado junto con los colectivos de mercados al aire libre para que la Junta de Castilla y León «rectificara» –como así lo hizo el jueves en Consejo de Gobierno, según los socialistas- en cuanto a su limitación, una declaración que contradice lo que han hecho los ayuntamientos socialistas de Ponferrada y Bembibre, que los han cancelado sin que se haya producido ningún brote masivo alegando razones sanitarias.

Ayer en la Comunidad, y según aseguró en un comunicado la dirección autonómica del PSOE, «ya se pudieron instalar el 100 por 100 de los puestos de mercados ambulantes de los que viven 13.000 personas en Castilla y León», tal y como recordó el procurador por Segovia y miembro de la Dirección del Grupo Parlamentario Socialista, José Luis Vázquez, quien destacó «el papel realizado por el portavoz del Grupo Socialista, Luis Tudanca, y por todo el PSOE para alcanzar una solución a la problemática de este colectivo a través de la modificación del Plan de Medidas frente al Covid-19, que anunció la Junta».

Esa postura entra en colisión con las medidas adoptadas por los ayuntamientos de Ponferrada y Bembibre que, implorando razones sanitarias, han decidido prohibir los que tienen lugar los miércoles y sábados en la capital berciana y el domingo en la localidad minera.

A esa contradicción entre lo que se hace y lo que se critica se suma al hecho de que poco antes de que el PSOE de Castilla y León emitiera esa nota a media mañana, y sin que en ningún momento se hiciera referencia a la razones por las que se hacía, en las redacciones de los medios de comunicación del Bierzo se recibió ayer un «comunicado interno» del equipo de gobierno encabezado por el socialista Olegario Ramón para aclarar que «la medida del cierre del mercadillo semanal adoptada por el Ayuntamiento de Ponferrada atendió única y exclusivamente a razones de salud y fue recomendada por los expertos del Comité de Desescalada, que en este caso concreto de la Covid-19 forman lo que llamamos autoridad sanitaria».

Las mismas fuentes explicaron que, aunque la decisión fue política, del alcalde, «el foco de transmisión del coronavirus detectado y que tiene una conexión con el mercadillo es de una cierta magnitud, tal y como ha hecho público la propia Junta de Castilla y León, no tanto por la cantidad de personas infectadas, cuanto por su movilidad y condiciones de transmisibilidad potencial. De ahí que la medida del cierre durante estas dos semanas se presentara como algo ineludible, por más que resulte dolorosa e incomprensible para algunos».

La Junta, en contra de lo que asegura el equipo de Olegario Ramón, no ha hecho pública ninguna alerta en los mercadillos de Ponferrada. Bembibre, por su parte, anunció la cancelación del que se celebra en el Bierzo Alto «por razones sanitarias» sin dar más explicaciones.

En cambio, en otras zonas de la provincia se siguen celebrando esas citas semanales. Ayer domingo en Astorga se organizó el habitual mercadillo de antigüedades, el único que se celebra tras la suspensión de los de León y Ponferrada. Incluso en la capital leonesa, pese al confinamiento decretado por la Junta, se celebran los del sábado y miércoles en la Plaza Mayor y el de Colón en Papalaguinda.

Ponferrada y Bembibre contradicen al PSOE regional al cerrar los mercadillos
Comentarios