lunes 10/8/20
Compostilla

El sector de limpieza industrial de la térmica pide hueco en el desmontaje

Reclaman recolocaciones en Forestalia y Ciuden, y prejubilaciones para los más veteranos
La térmica en funcionamiento, en una foto de archivo. L. DE LA MATA
La térmica en funcionamiento, en una foto de archivo. L. DE LA MATA

Los trabajadores que se encargan de la limpieza industrial en la central térmica de Compostilla han reclamado un hueco en los trabajos de desmantelamiento de las instalaciones de Endesa, o bien recolocaciones en la Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden) y Forestalia, en vista del inicio del procedimiento de despido colectivo ante el inminente cierre del complejo energético de Endesa.

A la espera de la reunión que mañana miércoles mantendrán con la empresa Nervión, la plantalla de 28 trabajadores también reclama prejubilaciones y soluciones para sus trabajadores más veteranos de más de 55 y 6o años años que pasarían porque la empresa, al igual que ha ocurrido con otra firma auxiliar de Endesa como es Maesa, se haga cargo del pago de las cotizaciones a la Seguridad Social.

Así lo adelantó ayer el portavoz de la plantilla Toribio Gómez. «Somos seis trabajadores de entre 60 y 63 años y diez o doce de más de 55 años, con soluciones para ellos, que tenemos de 34 a 40 años de antigüedad ya solo habría que recolocar a la mitad de la pantilla», explicó.

Los trabajadores de Nervión, que ahora se encarga del lavado de calderas o la retirada de la ceniza, insistió, están cualificados para colaborar en los trabajos para desmantelar los grupos cuatro, cinco y seis de la central térmica de Compostilla, que cerrará el próximo 30 de junio según los planes aprobados por el Gobierno.

La plantilla ha abierto una negociación con la empresa para resolver el futuro de los 28 trabajadores, aunque entiende que los planes de transición justa deberían tener en cuenta su situación. De ahí su propuesta de trabajar para la Ciuden, para la planta de biomasa de Forestalia, « o allí donde hagamos falta».

El inicio del procedimiento de despido colectivo de los trabajadores por parte de Nervión se plantea en base al cierre de la central térmica el próximo 30 de junio. Se trata, recuerda el sindicato CC OO, de trabajadores que ostentan una media de antigüedad de 30 años, y que muchos casos prestan servicio en el centro con edades superiores a los 55 años.

Incluidos en la plataforma de los auxiliares de Endesa desde diciembre de 2018, los trabajadores de Nervión llevan desde entonces defendiendo la necesidad de acabar su laboral dignamente y exigiendo una transición energética justa por parte de Endesa.

El sector de limpieza industrial de la térmica pide hueco en el desmontaje