jueves 20/1/22
formacion
Las ayudas se destinan a la formación de parados. RAMIRO

La Consejería de Empleo e Industria ha publicado este martes la convocatoria del Programa Mixto de Formación y Empleo, dotado con 28,3 millones, ampliables hasta 40, para financiar proyectos de formación y empleo promovidos por entidades locales y entidades sin ánimo de lucro, y que prevé contratar y formar a 3.000 desempleados de Castilla y León.

Según ha informado la Consejería en un comunicado, la convocatoria de este año presenta como novedades un incremento presupuestario, pudiendo alcanzar los 40 millones de euros, y un incremento de la aportación económica por parte de la Junta de Castilla y León, que cubrirá la totalidad de los costes salariales de los participantes.

La convocatoria de ayudas del Programa Mixto de Formación y Empleo que permitirá que 3.000 personas desempleadas de Castilla y León puedan alternar el aprendizaje teórico-práctico con el desempeño efectivo y remunerado de una actividad profesional.

Podrán solicitar las ayudas de este programa las entidades locales y las entidades sin ánimo lucro que pretendan desarrollar proyectos destinados a la ejecución de obras o servicios de utilidad pública o interés social, facilitando a su vez formación teórica y práctica a las personas desempleadas que participen en el proyecto.

El programa cuenta en esta convocatoria con un incremento presupuestario sin precedentes, con una partida inicial de 28,3 millones de euros ampliables hasta los 40 millones en caso necesario.

Con ese incremento de la inversión que pretende contribuir a la creación de empleo y a la recuperación económica va acompañado de un incremento de la aportación por parte de la Administración autonómica, que financiará el 100 % del Salario Mínimo Interprofesional de los participantes.

De este modo, según las mismas fuentes, se pretende facilitar el acceso al programa a las entidades locales y las entidades sin ánimo de lucro, que también han sufrido las consecuencias económicas derivadas de la covid.

Las acciones a financiar combinan al 50 % el trabajo efectivo, recibiendo el destinatario una remuneración económica equivalente al SMI, con la formación teórica/práctica asociada al trabajo desempeñado; y las solicitudes se podrán presentar hasta el 23 de julio de 2021.

El objetivo es facilitar a los participantes tanto la cualificación y las competencias profesionales correspondientes a la formación recibida como una experiencia laboral que facilite su posterior incorporación al mercado de trabajo.

Para ello, las entidades beneficiarias deberán presentar una memoria donde se especifiquen las acciones a ejecutar relacionándolas con el plan formativo a impartir.

Estas subvenciones, que forman parte de los acuerdos del Diálogo Social, tienen como destinatarios preferentes a jóvenes menores de 35, preferentemente sin cualificación; mayores de 45, especialmente quienes carezcan de prestaciones y presenten cargas familiares y parados de larga duración, con especial atención a aquellos que han agotado sus prestaciones por desempleo y las personas en riesgo de exclusión social.

Hasta 40 millones para contratar y formar a parados
Comentarios