jueves 22/10/20

Las Cortes apoyan la rebelión para no ceder al Estado los remanentes

Rechazan el «chantaje» y dejan solo al PSOE en su defensa «porque aporta 123 millones más»
Tudanca conversa con su compañera, Soraya Blázquez, ayer en los pasillos de las Cortes. NACHO GALLEGO

El Pleno de las Cortes de Castilla y León ha respaldado ayer con 44 votos a favor, 34 en contra y dos abstenciones una proposición no de ley del Grupo Popular para rechazar el acuerdo alcanzado entre el Gobierno de la nación y la Femp sobre la cesión de los remanentes de tesorería de las entidades locales, un «chantaje» a juicio de todos los partidos, de los que se ha desmarcado el Grupo Socialista, que ha defendido la medida adoptada por el Ejecutivo central ya que aporta 123 millones euros más a la Comunidad hasta 378 millones, según ha asegurado Virginia Barcones.

«¿Para quién vendimian ustedes? Nosotros para esos 123 millones de euros de diferencia», ha explicado la viceportavoz del Grupo Socialista quien, tras acusar al PP de seguir los «intereses espurios» de Génova, ha retado los populares a presentar una alternativa «seria» al acuerdo del Gobierno que, según ha asumido la socialista, puede ser «mejorable» pero «con un mínimo de coherencia».

«Se trata de dar soluciones», ha justificado Barcones que ha recordado al Partido Popular que el problema de la gestión y destino del superávit de los ayuntamientos es fruto de las «obras del PP y de Montoro», como han recordado también el leonesista Luis Mariano Santos y José Ignacio Delgado, de Ciudadanos.

«No es ningún robo, dejen de hacer el ridículo y quiten pancartas absurdas que es a lo que se dedican», ha reprochado Barcones al Partido Popular mientras que su portavoz en este debate, el procurador Salvador Cruz, ha acusado al PSOE de «descontextualizar» al tratar de situar al PP como «el malo» cuando fue el que sacó al país de la quiebra.

Cruz ha advertido de que el único interés del Gobierno de la nación con ese acuerdo con la Femp es «maquillar» las cifras del déficit público que rondará los 130.000 millones para evitar que Europa les llame la atención y conseguir que lleguen unos fondos «que están condicionados».

«Hagan política con hechos, cuando uno se queda sólo por algo será», ha pedido Cruz a los socialistas, para reprochar al Gobierno de no haber respetado ni los acuerdos que alcanzaron con sus compañeros en la Femp con los que se comprometieron a devolver los fondos en diez años que finalmente han pasado a 15.

Cruz ha aprovechado la parte final del debate para cargar contra el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, al que ha considerado el «mejor ejemplo» de los incumplimientos, en relación a sus críticas a las medidas de la Junta para frenar los rebrotes de coronavirus.

«No nos faltan recursos, nos sobran ladrones», ha resumido por su parte José Ignacio Delgado que ha coincidido con Santos Reyero al reivindicar que se respete la autonomía local frente al «chantaje» que supone tener que entregar «sí o sí» los remanentes al Gobierno de la nación en lo que ha considerado un «engaño absoluto y sin un destino claro de los fondos».

Doce de los 31 ayuntamientos de los que son titulares los alcaldes que este martes se reunieron para proponer a Hacienda que el fondo de 5.000 millones de euros se reparta entre todos los municipios con el poblacional como único criterio se encuentran entre los que mayores remanentes tienen acumulados o, al menos, entre los que mayores recursos podrían poner a disposición del Estado. Eso significa que esa docena de municipios también se cuenta entre los potencialmente más beneficiados por la fórmula propuesta por Hacienda que ofrece los 5.000 millones de euros, no a todos, sino sólo a los ayuntamientos que voluntariamente pongan a disposición del Estado sus excedentes. Así se desprende de un informe elaborado por los técnicos de Hacienda (Gestha).

Las Cortes apoyan la rebelión para no ceder al Estado los remanentes