martes 17/5/22
                      Mañueco, en el congreso nacional del PP para elegir como líder a Feijóo celebrado en Sevilla. NACHO GALLEGO
Mañueco, en el congreso nacional del PP para elegir como líder a Feijóo celebrado en Sevilla. NACHO GALLEGO

El presidente de la Junta de Castilla y León en funciones, Alfonso Fernández Mañueco, prevé nombrar a los consejeros de su Gobierno justo después de ser investido para el mismo cargo el próximo lunes, 11 de abril, pero la toma de posesión de los cargos se producirá ya después de la Semana Santa, según han confirmado fuentes del Ejecutivo en funciones.

Aún no ha trascendido la fecha concreta en que se producirá este protocolario acto, habitualmente desarrollado en el patio de la sede de la Presidencia de la Junta de Castilla y León, pero sí que será después de la Semana Santa, al menos una semana después de la investidura, por lo que la Comunidad alcanzará cuatro meses de Gobierno en funciones: 120 días.

La intención de Mañueco, según explicó hace una semana el portavoz de la Junta en funciones, Carlos Fernández Carriedo, era dar a conocer la estructura del nuevo Gobierno de coalición entre el PP y Vox y los nombres de sus integrantes el mismo día de la investidura.

Carriedo avanzó también que la idea era agilizar los trámites para que el nuevo gabinete pudiera reunirse de inmediato para celebrar varios consejos de Gobierno en los que aprobar medidas relacionadas con la prestación de los servicios públicos esenciales y también para afrontar la situación de crisis económica vinculada con el incremento de los precios y la guerra en Ucrania.

Conocidos ya los nombres de los tres consejeros propuestos por Vox y aceptados por Mañueco, que será quien les nombre oficialmente, ahora resta por conocer el detalle del nuevo Gobierno de coalición, que tendrá diez consejerías, tal y como establece el acuerdo suscrito por el PP y Vox el 10 de marzo y como obliga la normativa vigente en la Comunidad, que permite que sean menos pero no más de diez los departamentos del Ejecutivo autonómico.

Esta limitación implicó en su momento la agrupación de áreas como Economía y Hacienda y como Fomento y Medio Ambiente, que tradicionalmente habían constituido consejerías específicas, mientras que otras como Familia e Igualdad de Oportunidades agrupan los servicios sociales y las políticas de igualdad desarrolladas en los últimos años por la Junta.

Más reciente fue —en concreto surgió con el anterior Gobierno de coalición entre el PP y Cs— la Consejería de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, que quedó vinculada a la Vicepresidencia de la Junta asumida por Francisco Igea (Cs) y que ahora puede quedar desmontada al integrarse estas materias en otros departamentos, según explicaron fuentes de la negociación entre los nuevos socios de gobierno.

Sobre los nombres que acompañarán a Mañueco, según las mismas fuentes, no se esperan cambios notables y parece asegurada la continuidad del actual consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, —ratificado como tal en la campaña electoral—, de la consejera de Educación, Rocío Lucas, y del consejero de Economía y Hacienda y portavoz, Carlos Fernández Carriedo —a la espera de cómo queda la estructura definitiva del Gobierno— pero las dificultades para encajar las piezas mantienen aún las dudas en otros miembros del Gobierno actual.

El hecho de que todos los consejeros designados por el PP en la anterior legislatura fueran en las listas electorales hace que crezcan las opciones de la mayoría de ellos, a la espera de comprobar la manera de equilibrar el gabinete entre hombres y mujeres y también en términos territoriales.

Sobre la paridad, ninguno de los dos partidos que forman el gobierno defienden el establecimiento de cuotas como fórmula de elección, pero sin ser en una proporción 50/50, los últimos gobiernos de Castilla y León sí han guardado cierto equilibrio, lo que ahora está dificultado por la designación de tres hombres por parte de Vox, a la espera de la posición que adopte el presidente en esta materia.

En términos territoriales, fuentes del PP reconocen que, asegurada la presencia del burgalés Alejandro Vázquez, y con la incorporación del dirigente de Vox, Juan García-Gallardo, como vicepresidente del Gobierno, la posición del actual consejero de la Presidencia en funciones, Ángel Ibáñez, también burgalés, se ve comprometida, aunque no descartada del todo.

Uno de los desplazados por los nombramientos de Vox, el actual titular de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, el vallisoletano Jesús Julio Carnero, puede verse beneficiado por esa ‘sobre representación’ burgalesa y algunas quinielas le sitúan como candidato a la Consejería de la Presidencia, pero estas últimas cuestiones están aún por definir.

CyL no tendrá gobierno hasta después de Semana Santa, cuatro meses en funciones