jueves 1/10/20

La economía de la Comunidad ya estaba lastrada antes de la pandemia

El PIB de Castilla y León fue el que menos creció del país en 2019 y afectó a todos los sectores
Un hombre entra con sus hijos en un centro comercial de León. J. CASARES

La economía de la Comunidad estaba ya afectada antes de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus. El PIB de Castilla y León fue el que menos creció de todo el país durante 2019. La desaceleración económica fue más intensa de los previsto y afectó a todos los sectores. Incluso los elementos que se pueden ver como positivos, como la subida del PIB per cápita, obedecen a la pérdida continuada de población.

Son las principales conclusiones de una estudio comparativo realizado por el sindicato Comisiones Obreras.

CC OO ha alertado ayer de que el PIB de Castilla y León creció el 1,1% en 2019, lo que representa que fue el que menos aumentó el pasado año en comparación con las demás comunidades autónomas, han informado fuentes de esta organización en un comunicado.

Esta cifra supone nueve décimas por debajo del mostrado en el conjunto del país (+2,0%) y nueve décimas por debajo del porcentaje de crecimiento observado en 2018 (+2,0%) en el territorio.

«La desaceleración de la actividad económica ha sido más intensa de lo esperado por gabinetes de estudios y casas de análisis, cuyas expectativas no eran inferiores a un crecimiento del 1,5% —salvo la estimación de Hispalink de enero de 2020: 1,3%—», concreta el sindicato.

La desaceleración del ritmo de crecimiento del PIB en 2019 en Castilla y León se debió a «la pérdida de impulso del sector primario, de la construcción, de la industria manufacturera y de las actividades vinculadas al sector público (servicios no de mercado) como administración pública y defensa, seguridad social obligatoria, educación, sanidad y servicios sociales», sostiene Comisiones Obreras. Mientras tanto, los servicios de mercado mantenían el buen tono, con un crecimiento similar al de 2018, ha detallado el sindicato.

El PIB de Castilla y León de 2019, el valor de lo producido en tal año, superó por primera vez el nivel del valor producido en 2008, en un marco de desempeño territorial a varias velocidades y con un menor peso en la estructura productiva del sector primario, de la construcción y de la industria total, según CC OO.

En cuanto a los datos de PIB per cápita por territorio que hizo público también el INE, la mitad del crecimiento en Castilla y León en el periodo 2008-2019 (+11,3% frente al +9,6% nacional) se debe al descenso de la población y la otra mitad, se debe al incremento de los precios.

«Esto es equivalente a decir que, en tal periodo, el valor de lo producido en términos per cápita o por habitante no ha crecido como consecuencia de incrementos de producción. Es decir, lo ha hecho de la forma menos deseable para una economía», analiza la organización.

CC OO ha explicado que el peso del Valor Añadido Bruto (VAB) de la industria manufacturera muestra cierta resistencia a caer pero está muy lejos de alcanzar los objetivos fijados.

La economía de la Comunidad ya estaba lastrada antes de la pandemia