miércoles. 07.12.2022

Feijóo se desentiende del pacto con Vox y el PP censura las declaraciones de Casado

El próximo presidente del PP niega que el PP haya capitulado y echa la culpa del pacto en CyL a Pedro Sánchez
                      El presidente en funciones de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco. NACHO GALLEGO
El presidente en funciones de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco. NACHO GALLEGO

El futuro líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, se ha desligado de Vox, al rechazar gobernar con el populismo, mientras que desde su partido han defendido la coalición en Castilla y León como un pacto de esta autonomía que no hipoteca futuras alianzas, por ejemplo en Andalucía.

El candidato único a liderar el PP, que ayer enmarcó el acuerdo de Alfonso Fernández Mañueco con Vox en la necesidad de dar estabilidad y culpó al PSOE por la amenaza de una repetición electoral, ha afirmado este viernes en Valencia que «a veces es mejor perder el Gobierno que ganarlo desde el populismo».

Y en el primer día de su campaña para liderar el PP, ha desvinculado a su partido del populismo, ha recalcado sus ideas autonomistas y europeístas y ha asegurado que aspira a volver a lograr «mayorías contundentes», como las de José María Aznar, Mariano Rajoy y las propias en Galicia porque no cree en gobiernos pactados en los despachos.

Un discurso que llega un día después de que el presidente del PPE, Donald Tusk, pidiese que la coalición con Vox, que definió como una «triste sorpresa», fuese un «incidente» y no una «tendencia».

Ante los periodistas, Feijóo ha sostenido que comprende la «decepción» de los populares europeos, pero culpa al PSOE, por no ser un partido de Estado.

Feijóo ha negado además que su partido haya capitulado frente a Vox. «No, entre otras cosas porque no soy presidente de mi partido», ha explicado, desligándose de este pacto.

Sin embargo, antes de que Feijóo tomase la palabra desde Valencia, varios dirigentes del PP, incluido Mañueco, han buscado minimizar el impacto de un acuerdo que dará a Vox la vicepresidencia de la Junta y tres consejerías. Y han coincidido en el guion: el pacto respeta sus principios, se adoptó para garantizar la estabilidad y evitar elecciones y no es un producto a exportar. Culpan además al PSOE por no apoyar un Gobierno de l lista más votada, la del PP.

Descontento con Casado

Sectores del PP han expresado su «enfado» e «indignación» contra el todavía líder del partido, Pablo Casado, por presumir ante los socios del Partido Popular Europeo de que en su mandato no se pactó con la extrema derecha, justo el mismo día que Alfonso Fernández Mañueco anunciaba un acuerdo con la formación de Santiago Abascal. Además, le han recordado su propia hemeroteca, citando por ejemplo el hecho de que el último día de campaña de las generales de abril de 2019 deslizara en público la posibilidad de que Vox tuviera ministerios en su Ejecutivo.

En la cumbre del PPE que se celebró este jueves en París, la última para él antes de que Alberto Núñez Feijóo tome el mando del PP, Casado expresó ante sus colegas europeos su rechazo a pactar con la extrema derecha, sin bien no hizo ninguna alusión específica al pacto que el PP y Vox habían anunciado ese mismo día en Castilla y León.

Casado esbozó ante los ‘populares’ europeos una intervención que seguía la misma línea argumental que empleó ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP tras las elecciones de CyL, donde sí citó expresamente a Vox para marcar distancias con los de Abascal. «Nuestros principios son nuestras condiciones. Y no vamos a renunciar a ellos nunca», dijo exactamente el 15 de febrero, dos días después de las elecciones de CyL en presencia de Alfonso Fernández Mañueco y de los ‘barones’ del PP.

Feijóo se desentiende del pacto con Vox y el PP censura las declaraciones de Casado
Comentarios