lunes. 05.12.2022

La Junta reconoce que no tiene ningún control sobre lo que dice Gallardo

El portavoz evita pronunciarse sobre si el Ejecutivo autonómico está alineado con la Agenda 2030
                      Gallardo, durante su intervención en Bruselas. COMUNICACIÓN CYL
Gallardo, durante su intervención en Bruselas. COMUNICACIÓN CYL

La Junta reconoció ayer que los discursos del vicepresidente, Juan García-Gallardo (Vox) no están sometidos a información previa ni control.

El portavoz de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, tuvo que asegurar que la intervención de Gallardo ante el Comité Europeo de las Regiones, el miércoles en Bruselas, no estuvo sometida a «ningún control o examen previo» ni a ninguna «censura» por parte del Ejecutivo autonómico.

Preguntado en varias ocasiones en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno autonómico por si la Junta está alineada con esta Agenda 2030, el portavoz de la Junta, Carriedo evitó pronunciarse directamente en este aspecto y tampoco despejó si los presupuestos que presentará próximamente la Junta estarán identificados, como en otros años, con el emblema de la Agenda 2030.

«Evidentemente, sí compartimos algunos aspectos, como la mejora de la educación, de la sanidad, del ciclo del agua...», enumeró el portavoz.

El debate se suscitó después de que el vicepresidente Gallardo (Vox), afirmara el miércoles en Bruselas que «los europeos no arriesgarán sus vidas por las emisiones de CO2, los carriles bici o la agenda 2030» y, en cambio, asegurara que «sí lo harán, en caso de ser necesario», dijo, «por el amor a sus familias o a la tierra que labraron sus padres».

En una intervención durante el pleno del Comité de las Regiones, que aglutina a las autoridades municipales y regionales de la Unión Europea (UE), Gallardo rechazó el «catastrofismo climático» que, a su juicio, expresaron durante la sesión otros cargos locales que habían defendido la transición ecológica, y les acusó de «silenciar las verdaderas amenazas» de Europa. «No hay futuro sin familias fuertes, sin natalidad y sin fronteras seguras», les dijo.

Preguntado concretamente por esta intervención del vicepresidente, el portavoz de la Junta aclaró en primer lugar que esta no estuvo sometida a «ningún control o examen previo» ni a ninguna «censura» por parte del Ejecutivo autonómico e indicó que existen «varias coincidencias» entre lo expuesto por García-Gallardo y los planteamientos de la Junta.

Concretamente, el portavoz de la Junta apoyó la reivindicación del vicepresidente de implementar a nivel europeo medidas de apoyo a «las familias y a la natalidad», todo ello para luchar contra la despoblación en el conjunto de la Unión Europea y en Castilla y León en particular.

En segundo lugar, el portavoz subrayó que la Junta comparte el mensaje en materia energética de que Europa debe caminar hacia una «mayor autonomía energética» que conlleve el autoabastecimiento, para lo que puso el ejemplo en materia de renovables de Castilla y León.

«No es mi misión aclarar ni matizar las palabras de nadie», zanjó Fernández Carriedo, que argumentó, en relación a las palabras de la víspera del vicepresidente de la Junta, que «cada uno tiene su propia forma de expresarse» al ser preguntado sobre si compartía en su totalidad el mensaje de García-Gallardo.

La Junta reconoce que no tiene ningún control sobre lo que dice Gallardo
Comentarios