sábado 21/5/22
Europa Press / Efe

Mañueco se ciñe al acuerdo con Vox y pide que se le juzgue «sin prejuicios»

El presidente de la Junta repite en el cargo investido con el único apoyo de Vox y el ‘no’ del resto de grupos en las Cortes de CyL
mañueco
Mañueco (d), saluda al que será su vicepresidente, Juan García-Gallardo de Vox (i), a su llegada al debate de investidura. NACHO GALLEGO

Afonso Fernández Mañueco fue investido ayer presidente de la Junta de Castilla y León con el único apoyo de los procuradores de Vox y los votos en contra del resto de grupos con representación en el Parlamento autonómico.

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, felicitó en Twitter al recién investido presidente de la Junta de Castilla y León pocos instantes después de que obtuviera el respaldo de las Cortes y lo puso como ejemplo de «estabilidad, responsabilidad y gestión».

Después de una sesión que comenzó a las 12.00 de la mañana y que se prolongó más allá de las 21.30 horas, las votaciones concluyeron con 44 votos a favor del candidato popular, los del PP y Vox, y 37 en contra, todos los de los partidos de la oposición: PSOE, Podemos, Cs y Por Avila, UPL y Soria Ya. Se cumplió así el pacto rubricado entre PP y Vox el 10 de marzo y Fernández Mañueco resultó elegido en primera vuelta al alcanzar los votos necesarios para llegar a la mayoría absoluta.

En las seis horas y media que duró el Pleno, Mañueco tuvo una intervención inicial de una hora y otras cinco y media de debate con los grupos parlamentarios, marcado por las críticas al acuerdo de gobernabilidad que supone la entrada de Vox por primera vez en un gobierno autonómico.

Mañueco se ciñó a su acuerdo con Vox, con matices ante la violencia de género, la visión sobre Europa y el diálogo social, y pidió que se juzgue al futuro gobierno de coalición «sin prejuicios» y «sin ataques preconcebidos», convencido de que es «beneficioso» para la calidad democrática.

En su discurso ante el Pleno de las Cortes de Castilla y León, insistió en que su Gobierno defenderá los principios expresados en la Constitución y el Estatuto de Autonomía. Como «referencias esenciales» de su acción de gobierno, en un discurso que duró 65 minutos, Mañueco defendió que el acuerdo entre el PP y Vox refleja «la voluntad» de los electores, busca la «estabilidad para toda la legislatura» y también «asumir» el programa del PP como «opción más votada como base», con diálogo para «hablar de proyectos y actuaciones y no de cuotas de poder o reparto de sillones».

Mañueco dijo que confía en disponer de un «gobierno fuerte, sólido y eficaz para los próximos cuatro años», en cuya gestación agradeció la «voluntad» de llegar a un acuerdo por parte de Vox.

Dos violencias: la de género y la intrafamiliar de Vox

Con un «y lo digo alto y claro para que todo el mundo lo entienda: vamos a mantener la ley de la lucha contra la violencia de género», defendió Mañueco la lucha de su Gobierno contra el maltrato machista, a la vez que detalló que la Comunidad contará con una nueva ley contra la violencia intrafamiliar, que ve «necesarias, compatibles y complementarias».

«Reitero mi compromiso irrenunciable con la lucha contra la violencia de género, la violencia ejercida contra las mujeres, ya que ésta no se produce solamente en el ámbito familiar», dijo Mañueco en su intervención sobre un asunto que ha centrado buena parte de la negociación del acuerdo entre el PP y Vox en la Comunidad.

«No vamos a dar un paso atrás en los derechos reconocidos. Ni mucho menos», sostuvo Mañueco, que recibió el aplauso de la bancada del PP cuando garantizó que se mantendrá la ley contra la violencia de género, mientras que los trece procuradores de Vox no aplaudieron.

La Memoria Histórica pasa a una normativa de concordia

En materia de memoria histórica, Mañueco avanzó que antes del 30 de junio su Gobierno va a comenzar la tramitación de «una normativa en materia de concordia que integrará toda la regulación en la materia», es decir, que afectará al actual Decreto de Memoria Histórica, que no detalló si se derogará o cómo se verá afectado por esta integración.

Será esta una normativa que servirá «como elemento de reconciliación y evitará la utilización de la historia para dividir a los españoles», dijo Mañueco.

La derogación del Decreto de Memoria Histórica era una de las principales exigencias que Vox había puesto encima de la mesa para sellar su acuerdo con el PP en la Comunidad, que se ha saldado con este anuncio de integración del actual decreto en uno bajo la denominación de «concordia».

La inmigración que quiere Abascal; "legal y ordenada"

Fernández Mañueco apeló y defendió una inmigración «legal y ordenada», desde la integración cultural, económica y social, aunque garantizó que «a las personas que lo necesiten» se les va a «seguir atendiendo a través del sistema de servicios sociales».

«Castilla y León es tierra de acogida de quienes se marcharon y quieren regresar y de quienes llegan buscando una nueva oportunidad. Creemos enriquecedor y necesario incorporar dentro de nuestra sociedad a personas extranjeras», añadió.

Ello «siempre de una forma legal, ordenada, con clara vocación de incorporarse al mercado laboral y que busquen la plena integración a través del respeto a las leyes, valores y libertades europeos de la sociedad que las integra», añadió en su discurso de investidura.

Adoctrinamiento en las aulas: ni lo hay ni lo va a haber

En las aulas de esta Comunidad «no hay adoctrinamiento y no lo va a haber por parte de nadie», dijo Mañueco en referencia al punto de su acuerdo con Vox que habla de este compromiso.

Este asunto es uno de los incluidos en el acuerdo de legislatura, pero en el caso de Castilla y León no detalla la inclusión del denominado ‘pin parental’ que sí existe en territorios como Murcia para permitir a las familias eludir y vetar aquellos contenidos que no consideren apropiados para sus hijos.

Mañueco anunció una rebaja histórica de impuestos, medidas fiscales y rebaja del IRPF autonómico a «todos los contribuyentes en el primer tramo del impuesto» (hasta 12.450 euros, en el que se paga un 19 por ciento)este mismo año.

Fernández Mañueco explicó que su Gobierno, como recoge el acuerdo de legislatura, tendrá, además del presidente, un vicepresidente (sin cartera) y 10 consejerías y ha detallado que, como novedad, tendrá una Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio y otra de Movilidad y Transformación Digital, resultantes de dividir en dos la actual Consejería de Fomento y Medio Ambiente. Se mantendrán la mayoría de las consejerías y la de Transparencia se integra en Presidencia.

Mañueco se ciñe al acuerdo con Vox y pide que se le juzgue «sin prejuicios»
Comentarios