miércoles. 29.06.2022

Mañueco desliza ante el rey críticas al Gobierno y pide un «autonomismo útil»

Informa a Felipe VI de que los dos objetivos del PP y Vox son la integración social y territorial en lucha contra la despoblación
                      Felipe VI y Mañueco ayer, durante la audiencia del rey al presidente de la Junta en el Palacio de la Zarzuela. JAVIER LIZÓN
Felipe VI y Mañueco ayer, durante la audiencia del rey al presidente de la Junta en el Palacio de la Zarzuela. JAVIER LIZÓN

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, reivindicó ayer ante el rey un «autonomismo útil, leal y cooperativo» para mejorar el bienestar de las personas «y para ocupar un lugar propio en España y, desde ella, en Europa, que sigue siendo referencia y marco de convivencia para el futuro». De esa manera deslizó Mañueco sus críticas al Gobierno de Pedro Sánchez, con quien mantiene fuertes diferencias sobre el sistema de financiación autonómica y, de paso, se aproxima, sin comulgar con él, al discurso de Vox —el vicepresidente García-Gallardo dijo en las Cortes autonómicas que «las autonomías son un lujo que no nos podemos permitir», «un engaño para todos, una estafa para España» y «la ruina para los españoles»—.

El presidente de la Junta trasladó a Felipe VI los dos grandes objetivos del nuevo gobierno autonómico, formado por PP y Vox, entre ellos conseguir una mayor integración social y territorial para combatir la despoblación, un problema global, dijo, para el que pidió una estrategia global y que sea considerado «en todas sus dimensiones, nacional e internacional».

Fernández Mañueco también se refirió al objetivo del nuevo Gobierno de avanzar en la modernización de Castilla y León «buscando superar los efectos de la pandemia y las consecuencias añadidas de la invasión de Ucrania e incorporarla a la cuarta revolución industrial». Desde Castilla y León, según explicó Fernández Mañueco, se afronta desde diversos ámbitos, como el impulso de la sociedad del conocimiento y la digitalización, el favorecimiento del desarrollo rural, y la prestación de «los mejores servicios públicos de España en sanidad, educación, servicios sociales o atención a la dependencia», a lo que añadió toda la riqueza natural y cultural «para hacer de Castilla y León un lugar con calidad de vida y capaz de liderar el turismo de interior».

Además, el presidente de la Junta aprovechó su audiencia de ayer con el rey para trasladar la «lealtad» y el «total apoyo» de la Comunidad a la monarquía, a la Constitución y a sus instituciones.

Fernández Mañueco destacó los «innumerables vínculos históricos» de la Corona con la comunidad autónoma y situó a la Casa Real como un «cualificado reflejo de la tradición nacional», como un «elemento clave para la cohesión e integración de España» y como «uno de sus mejores símbolos dentro y fuera de ella».

Finalmente, el presidente de la Junta ha invitado al Rey a participar y a asistir «a cuantos actos considere oportunos en Castilla y León», una Comunidad , ha aseverado, que siente «admiración y cariño» por la Casa Real.

Mañueco ofreció a Felipe VI la «lealtad y admiración» de su Gobierno hacia la Casa Real, a la vez que le agradeció el «gran interés, preocupación y conocimiento» de esta Comunidad y sus gentes.

El rey recibió a Mañueco en una audiencia desarrollada en el Palacio de la Zarzuela un mes y medio después de que constituyera su Ejecutivo con el apoyo de Vox, con quien cogobierna en la Comunidad, la primera que facilitó al partido de extrema derecha tocar poder en las instituciones autonómicas.

El presidente de la Junta llegó al Palacio de la Zarzuela a las 11 de la mañana y fue recibido por el rey en la sala de audiencias.

Fernández Mañueco juró como presidente de Castilla y León el 19 de abril tras garantizarse la mayoría parlamentaria con el apoyo de PP y Vox, los dos partidos que forman la coalición de gobierno.

La cita de ayer se enmarca en los encuentros que el rey mantiene habitualmente en la Zarzuela con los presidentes autonómicos una vez que toman posesión del cargo, algo que ya ocurrió también en 2019, cuando accedió al cargo por primera vez.

Felipe VI y Mañueco ya tuvieron ocasión de hablar la víspera en Ponferrada, donde el rey presidió el acto de clausura del XXV aniversario del campus del Bierzo de la Universidad de León.

Mañueco desliza ante el rey críticas al Gobierno y pide un «autonomismo útil»
Comentarios