viernes. 02.12.2022

agencias | valladolid


La aspiración de la Consejería de Sanidad de fraguar un pacto político en esta materia se ha topado este martes con el rechazo de los principales partidos de la oposición, que han recelado de un acuerdo que se pretende con la base de medidas ya adoptadas, como los planes de atención primaria en Aliste (Zamora).


La Consejería ha explicado que mantiene su intención de buscar un consenso en esta materia y toma esta primera reunión como un «punto de partida de un proceso de trabajo de meses que se espera productivo, riguroso y serio y que aspira a incluir en el debate a los protagonistas de todos los sectores implicados: pacientes, profesionales, sindicatos y sociedades científicas». Sin embargo, ha reconocido que se trata de un «reto ambicioso» que sólo se alcanzará «si todos los actores políticos son capaces de implicarse con altura de miras, dejando de lado los intereses partidistas y buscando una mejora real y sostenible del sistema sanitario».


El sistema de financiación, que la Atención Primaria suponga al final de legislatura el 20 por ciento del gasto en sanidad, la mejora de la accesibilidad al sistema, y de la salud pública o la teleasistencia son algunos de los puntos del decálogo de prioridades que ha entregado Casado a los grupos para su estudio y aportaciones, que forma parte de otro más amplio de 110 medidas.



El PSOE, en contra


La explicación del PSOE a su ausencia en la reunión ha llegado en forma de carta, ya que el líder socialista en Castilla y León, Luis Tudanca, ha escrito a la consejera para pedirle, entre otras cosas, que retire el proyecto de Aliste para sentarse a negociar, ya que considera que esta medida busca «desmantelar la sanidad pública» en el medio rural. Tudanca ha lamentado que Casado se apoye en «la uniteralidad, la imposición y los recortes» para hacer «saltar todos los consensos». Casado ha contestado al PSOE con otra carta, en la que le ha reiterado su oferta de diálogo y ha pedido al dirigente socialista que realice aportaciones al pretendido acuerdo, aunque ha calificado de «desalentadora» la decisión de no acudir a la reunión. Para la consejera, esta decisión «silencia la voz de la tercera parte de los ciudadanos de esa Comunidad», en referencia a que el PSOE fue el partido más votado en las últimas elecciones autonómicas y obtuvo más del 30 por ciento de los sufragios. «Esconderse bajo el pretexto y la exigencia de retirar un proyecto fruto del trabajo y el compromiso de muchos profesionales, no es más que una pobre argumentación por parte de quien no tiene la mayoría necesaria para exigir dicha retirada», ha replicado Casado. «En democracia no se exige, se dialoga», ha defendido la consejera, quien ha advertido de que «para conseguir cambios hay que saber sumar mayorías y la exigencia unilateral no es el mejor camino para conseguirlas». Por su parte, el portavoz del Grupo Popular en las Cortes de Castilla y León, Raúl de la Hoz, ha apoyado que con esta reunión se den «los primeros pasos» para lograr un «gran pacto social por la sanidad», pero ha lamentado que el PSOE no haya participado en el encuentro.

La oposición rechaza el plan de Aliste para reordenar la Sanidad
Comentarios