domingo 22/5/22

Sin pistas de Esther desde hace 15 días

La Guardia Civil registra de nuevo la casa de El Manitas, detenido por su supuesta implicación en la desaparición de la joven en Traspinedo, que se niega a colaborar y se ha puesto en huelga de hambre y sed
                      Un agente de la Unidad de Drones monta el dispositivo. R. GARCÍA
Un agente de la Unidad de Drones monta el dispositivo. R. GARCÍA

Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil registraron ayer de nuevo la vivienda de R.C,, alias ‘El Manitas’, el único detenido en relación con la desaparición de la joven de Traspinedo (Valladolid) Esther López de la Rosa. Lo hicieron durante más de dos horas, con presencia del investigado. El domicilio del detenido, una vivienda unifamiliar situada en la urbanización El Romeral, está a unos cuatro kilómetros del núcleo principal de Traspinedo y muy cerca del último lugar donde se vio con vida a Esther.

El Manitas, de 48 años, vecino de la misma localidad donde reside la desaparecida, mantuvo a primera hora de la mañana un encuentro con su abogada en los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil en Valladolid donde, pese a su negativa a prestar declaración ante los agentes del Instituto Armado, sí aseguró a la letrada que no está implicado en la desaparición forzosa de Esther.

«Jura y perjura que es inocente. Está agotado pero sigue en sus trece. Y yo le creo porque le conozco desde hace quince años y no le veo capaz de una cosa así», mantuvo la letrada Lorena Iglesias.

Las pesquisas para localizar a la joven o alguna pista sobre su paradero continuaron también en el entorno del río Duero, en la zona de la confluencia con el canal situada a unos cientos de metros de la vivienda del detenido. Allí trabajaron en el agua del Grupo de Actividades Subacuáticas (Geas) de la Guardia Civil y el apoyo desde el aire de la Unidad de Drones.

En una jornada muy fría, los agentes de Benemérita buscan con todos los medios a su alcance indicios o pistas que puedan aportar datos sobre los hechos que pudieron desembocar en la desaparición de Esther López hace ya 15 días.

En el dispositivo trabajan agentes de la Policía Judicial y del servicio cinológico, con al menos dos perros que han inspeccionado tanto la vivienda como el entorno, una zona de pinar. Uniformados de la Benemérita prestan además labores de apoyo estableciendo un control en el acceso a la calle en la que se encuentra el chalet, para que no accediera alguna persona ajena a la investigación.

Una pareja de agentes de paisano llevó a la vivienda herramientas como una cizalla y una maza para ayudar en las tareas de búsqueda. Finalmente, en torno a las 11.50 horas, un furgón de la Guardia Civil ha sacado al detenido de su domicilio con destino a Valladolid para proceder a su puesta a disposición judicial.

El juez de Instrucción número 5 de Valladolid acordó mantener la detención de El Manitas durante 72 horas.

La última vez que se vio a Esther con vida fue en las proximidades del cruce de Traspinedo (una localidad de 1.100 habitantes) con la carretera de Soria, donde un amigo ha declarado que la dejó el día 12 por la noche, tras haber estado en un bar viendo por televisión el partido de la Supercopa de España de fútbol entre el FC Barcelona y el Real Madrid.

Desde el momento de la desaparición dejó de emitir señal su teléfono móvil y las dos batidas llevadas a cabo esta semana tampoco han deparado ningún indicio sobre el suceso.

Fue el padre el que dio la voz de alarma sobre la desaparición de su hija.

Sin pistas de Esther desde hace 15 días