domingo. 03.07.2022
                      Mañueco saluda a Carlos García, presidente del PP de Ávila, durante su visita del sábado. RAÚL SANCHIDRIÁN
Mañueco saluda a Carlos García, presidente del PP de Ávila, durante su visita del sábado. RAÚL SANCHIDRIÁN

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Raúl de la Hoz, sostuvo ayer que su partido contestará «en tiempo y forma» a Por Avila, que ha registrado 22 enmiendas parciales al proyecto de Presupuestos de la Comunidad para 2022 por valor de 35 millones de euros, y garantizó que esa respuesta tendrá lugar «con tiempo suficiente», antes del pleno de los días 22 y 23 de diciembre, cuando se debatirán todas las enmiendas parciales.

De este modo respondió De la Hoz al reproche del presidente de Por Ávila, José Ramón Budiño, por la ausencia de comunicación con el Partido Popular desde la presentación de las enmiendas el 22 de noviembre. Budiño ha pedido tener constancia por escrito de las posibles enmiendas que se vayan a apoyar.

De la Hoz apeló una vez más a la «discreción» de las negociaciones con los abulenses —formación escindida del PP— y ha asegurado que el PP está analizando el contenido de todas las enmiendas, tanto las 22 de Por Ávila como las del resto de los partidos. «No es un juego exclusivo con Por Avila», ha aclarado una vez más el portavoz del Grupo Popular.

Preguntado por las expectativas de que las cuentas de 2022 vean finalmente la luz —necesitan el apoyo o abstención de un solo procurador—, Raúl de la Hoz dijo que no depende de los dos grupos que sustentan a la Junta —PP y Ciudadanos— y derivó la responsabilidad de que el presupuesto de la Comunidad progrese a «de otros grupos parlamentarios».

«Sinceramente, no creo que haya tantos irresponsables en el Parlamento como para hacer caer el presupuesto», dijo De la Hoz, que ha apelado en concreto a la presencia de Por Avila y de UPL en las Cortes de Castilla y León e, incluso, de Vox, formación con la que, según ha explicado, el Grupo Popular tiene «una buena relación» pero sin expectativas de un voto afirmativo ante el «dictado» de los de Santiago Abascal, al que el portavoz popular ve partidario de rechazar las cuentas autonómicas, como ha ocurrido en Andalucía, para forzar un adelanto electoral.

«Ellos quieren que haya elecciones cuanto antes. Les importa mucho el interés político y electoral», lamentó el portavoz del Grupo Popular.

También respodió a Tudanca, —que afirmó que nadie entendería que el presidente de la Junta, anuncie ahora un adelanto de las elecciones en Castilla y León, en «plena elaboración» de los presupuestos, en «plena fase de recuperación económica» y ante lo que está en juego para las próximas décadas con los fondos europeos y con la financiación autonómica—y le respondió: «Si el momento es tan importante no tiene más que apoyar» las cuentas.

También el vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, entró ayer en el debate. En su cuenta de Twitter posteó: «Tenemos un proyecto de presupuesto de más de 12.000 millones para asegurar el crecimiento y la recuperación y tenemos enmiendas por valor de 30 millones, el 0,25 por ciento del total» y se preguntó si alguien sería capaz de explicar, «en Ávila o en Castilla y León» que no se alcanzara un acuerdo, en alusión a Por Ávila.

PP y Cs presionan a Por Ávila con pactar con otros y dejarlos fuera