jueves. 18.08.2022

UGT acusa a Veganzones de dinamitar el Diálogo Social con la modificación de ertes

La Junta trata de desactivar la polémica y dice que «reconoce la legitimidad» de representación de los sindicatos y las empresas
                      Enriqueta Chicano (presidenta del Tribunal de Cuentas), Mañueco y Mario Amilivia, ayer. NACHO GALLEGO
Enriqueta Chicano (presidenta del Tribunal de Cuentas), Mañueco y Mario Amilivia, ayer. NACHO GALLEGO

A cinco días de la reunión del Diálogo Social convocada por Mañueco y a la que el presidente de la Junta ha invitado al vicepresidente Gallardo, que se ha interpretado como un desafío, el sindicato UGT en Castilla y León acusó ayer al consejero de Industria, Comercio y Empleo, Mariano Veganzones (Vox), de modificar la convocatoria de ayuda a trabajadores en erte y «saltarse» los acuerdos firmados con el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco».

UGT denunció que, en menos de 72 horas, Mariano Veganzones ha modificado las bases de la línea acordada en el Consejo del Diálogo Social relacionadas con el complemento de los erte para los trabajadores más afectados por las diferentes crisis a consecuencia de la pandemia en Castilla y León.

Según el secretario de Acción Sindical y coordinador del Dialogo Social de UGT Castilla y León, Raúl Santa Eufemia, estas nuevas bases modificadas corroboran «el trabajo errático continuo que impera en esta Consejería de Empleo como, por ejemplo, el nombramiento y dimisión exprés del Gerente del Ecyl, o la nula intervención en la crisis de la galletera Siro».

Según la organización sindical, «se trata de unas bases publicadas demasiado tarde porque los posibles beneficiarios solicitarán el cobro de la ayuda que les corresponde desde la situación de erte con más de un año de demora».

Además, UGT cree que el consejero de Empleo se ha saltado «todas las fases» de negociación y concertación con los agentes sociales y económicos más representativos, dentro del Diálogo Social y el Estatuto de Autonomía de Castilla y León, firmados en su momento con Fernández Mañueco, presidente del Consejo y de Castilla y León.

Para Santa Eufemia, «el momento actual es muy diferente al de hace ocho meses ante una inflación brutal, la incertidumbre geopolítica, social y económica que estamos padeciendo y las nuevas características del mercado laboral con la reciente Reforma Laboral vigente».

El secretario de acción sindical y coordinador del Diálogo Social de UGTCyL aseguró que su sindicato «habría exigido, de haber existido negociación, una mejora sustancial a lo publicado en el día de hoy en el Bocyl».

E inicidió en que aún se encuentran «a la espera de la negociación del Plan de Políticas de Empleo para el año 2022 para poder cuantificar cada una de las líneas como el presupuesto de la foto real de las necesidades, que a día de hoy, sufren los ciudadanos de CyL».

Además, el secretario general de UGT en Castilla y León, Faustino Temprano, anunció que Santa Eufemia acudirá a la reunión del Consejo que se celebrará el lunes como «invitado», al igual que lo hará el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo y preguntó a Mañueco si invitó a Gallardo o lo ha pedido él, porque son cosas «totalmente distintas».

El secretario general de CCOO, Vicente Andrés, aventuró que las sesión será «muy intensa» con «invitados no de piedra precisamente», sino «trascendentes» que el presidente tiene la capacidad de invitar, y señaló que estarán con ese «doble planteamiento», «doble discurso» y verán si sale «unificado» o «en uno solo».

Aseguró que sólo sabe cómo entran y verán si tras la reunión empieza verdaderamente «una etapa donde la paz social en Castilla y León, lógicamente, estará tocando a su fin» y cree que sería «una pena» que todo lo que se ha construido tanto tiempo, ahora, «por un grupo minoritario Mañueco ceda a ello».

Frente a estas posiciones, el portavoz de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, hizo ayer un llamamiento a ver «con normalidad» y «con naturalidad» la asistencia García-Gallardo. Es «bueno» —dijo— que la Junta esté representada «al máximo nivel», en referencia al presidente, Alfonso Fernández Mañueco, y a otras personas que le acompañarán «y que representan también, sin lugar a dudas, a la Junta».

Carriedo añadió que la Junta acudirá a la reunión del lunes con «buena voluntad» y aseguró que «reconoce la legitimidad» de los agentes sociales y su papel como representantes de los trabajadores y de las empresas.

A las voces críticas se sumó la del secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, que reclamó respeto al Consejo del Diálogo Social de Castilla y León y su configuración y lamentó que desde Vox traten de «atentar» contra él pese a ser «una de las mejores cosas» construidas en la Comunidad.

El procurador de Cs, Francisco Igea, que se ha convertido en la bestia nega de Gallardo, dijo ayer que el vicepresidente «es un escándalo en sí mismo».

Sobre la polémica, Mañueco tiró balones fuera y dijo que sí ha hablado con Gallardo, pero sobre la «paralización» del Gobierno de España ante la crisis.

UGT acusa a Veganzones de dinamitar el Diálogo Social con la modificación de ertes
Comentarios