viernes. 01.07.2022

Sanidad calcula que deberá inocular el tercer pinchazo a unos 110.000 inmunodeprimidos

La Ponencia de Vacunas esperará al veredicto de la EMA sobre la dosis de recuerdo a la población general para decidir
vacuna
Una enfermera sostiene una jeringuilla con una dosis de la vacuna. BRENDON THORNE

El Ministerio de Sanidad ya hace números. Según los cálculos del departamento que dirige Carolina Darias, al menos 110.000 personas en España van a comenzar a recibir en breve el tercer pinchazo de la vacuna contra la covid después de que la Comisión de Salud Pública diera el martes luz verde a volver a inocular de nuevo a ciertos colectivos con graves problemas de inmunodepresión. Sanidad -explican sus responsables- no va a tener "absolutamente ningún problema" de abastecimiento para esta nueva campaña, ya que actualmente en los almacenes de las comunidades hay más de 7,5 millones de dosis de Pfizer y Moderna.

Los cálculos de la Ponencia de Vacunas y el Grupo de Trabajo Técnico de vacunación COVID-19 (GTT) es que 60.000 personas deberán ser inoculadas de nuevo dentro del primer grupo de inmunodeprimidos, el de pacientes con trasplantes de órgano sólido. En el segundo colectivo diana para este nuevo pinchazo, el de receptores de trasplante de progenitores hematopoyéticos (médula ósea), habría otras 20.000 personas. Al menos unos 30.000 pacientes engrosarían el tercer grupo, el de las personas en tratamiento con fármacos anti-CD20, que son lo que usan, normalmente junto a quimioterapia, para combatir, entre otras enfermedades, linfomas, lupus, artritis o esclerosis múltiple.

En España en este último colectivo -apuntan desde Sanidad- habría cerca de 160.000 personas, pero deberán ser los especialistas los que decidan en cada caso concreto, si bien en la Ponencia de Vacunas dan por hecho que con seguridad más del 20% de las personas medicadas con fármacos anti-CD20 - entre los que se incluyen el Rituximaba o el Veltuzumab, entre otros- deberán ser inoculadas por tercera vez dada sus bajas defensas a pesar de haber recibido los dos pinchazos.

"Completar la pauta" Desde la Ponencia de Vacunas insistieron este miércoles que esta nueva inyección no se trata de un recuerdo - también conocido como 'booster'- como se haría entre la población general, sino que la tercera inoculación en estos colectivos responde a la necesidad de "completar la pauta", ya que con las dos dosis habituales sus niveles de defensas siguen muy por debajo de los del resto de la población. No es un refuerzo, sino una dosis adicional para completar la inmunización, abundaron.

La inoculación de esta tercera inyección deberá realizarse al menos 28 días después de haber recibido la dosis anterior para los dos primeros colectivos (trasplantados de órganos sólidos y de médula), por lo que la campaña del tercer pinchazo para estas 80.000 personas va a comenzar de "inmediato", explicaron este miércoles responsables del GTT. En el caso de las personas en tratamiento con fármacos anti-CD20 habrá de administrarse transcurridos seis meses desde la finalización de la terapia, por lo que estas terceras dosis serán graduales dependiendo del ritmo de cada paciente.

En cualquiera de los tres colectivos se administrará vacuna de ARNmensajero, preferentemente el mismo tipo de profilaxis que la administrada con anterioridad, ya fuera Pfizer o Moderna.

Más grupos Es muy probable que estos tres colectivos no sean los únicos a los que se recomiende inocular la tercera dosis. Tanto la Ponencia como el GTT siguen estudiando los beneficios que un nuevo pinchazo reportaría en otras situaciones de inmunodepresión, como la de pacientes oncohematológicos en tratamiento quimio-radioterápico y en aquellos con patologías de base que requieran de tratamiento inmunosupresor.

Lo que es seguro es que la Ponencia de Vacunas no va a dar luz verde, por el momento, a la inoculación generalizada del 'booster' a toda la población. Los expertos, que siguen analizando la literatura científica y los ensayos disponibles, aseguran que "en el momento actual no se dispone de datos sólidos que apoyen la administración de una dosis de recuerdo". Por ello, han decidido esperar a que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) se manifieste primero sobre este asunto, a pesar de que algunos países europeos han comenzado ya a inocular terceras dosis a población vulnerable.

El regulador europeo anunció el lunes pasado que comenzaba una "evaluación acelerada" sobre los posibles beneficios de una tercera inyección de Pfizer seis meses después de la segunda dosis en personas mayores de 16 años con el fin de "restaurar la protección después de que haya disminuido". LA EMA aseguró que en las "próximas semanas" espera poder dar un veredicto sobre la necesidad de esta tercera dosis, que defienden tanto Pifzer como Moderna, que argumentan que a partir del medio año la efectividad de sus profilaxis comienzan a disminuir. Ese plazo de "semanas" en Sanidad espera que se traduzca en una resolución antes de noviembre, con tiempo suficiente para empezar una campaña con la población general antes de final de año si la EMA acaba por recomendar la tercera dosis de recuerdo para todos.

09/08/16-08/21

Sanidad calcula que deberá inocular el tercer pinchazo a unos 110.000 inmunodeprimidos
Comentarios