viernes 24/9/21
Epidemia silenciosa

Las tentativas de suicidio entre jóvenes se disparan

Han aumentado un 250% en población infantil y juvenil a causa de la pandemia, según el Colegio de Psicología de Madrid

Las tentativas de suicidio y autolesión en población infantil y juvenil han aumentado un 250 % a causa de la pandemia, según ha alertado este jueves el Colegio Oficial de la Psicología de Madrid, que ha pedido más medios para hacer frente a esta «epidemia silenciosa».

Los expertos que han participado en la presentación de la iniciativa ‘Hablemos de... Suicidio», organizada desde ese mismo colegio, han reclamado a los responsables públicos la creación de un plan nacional del suicidio, toda vez que ya existen regionales en algunas comunidades autónomas.

También han pedido la puesta en marcha de un teléfono especializado, similar al que atiende a las víctimas de violencia de género. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2019 se suicidaron en España 3.671 personas - 2.771 hombres y 900 mujeres-, una cifra que, en realidad, «debería estar multiplicada por dos o tres», ya que muchos de los casos de suicidio se registran como otro tipo de muerte, han indicado los expertos.

Testimonio

«Mi madre estaría viva si hubiese tenido una red de apoyo y atención psicológica»

El suicidio es la principal causa de muerte no natural entre jóvenes de 15 a 29 años, algo que no había ocurrido desde que se registran datos y que los especialistas relacionan con el estallido de la pandemia de la covid-19.

«No podemos considerar sinónimos trastorno mental y suicidio porque no todas las personas que se suicidan tienen un trastorno mental», ha advertido el decano del Colegio Oficial de la Psicología de Madrid, José Antonio Luengo.

El coordinador del programa, Luis Fernando López, ha incidido, por su parte, en la importancia del tratamiento preventivo en la salud mental y ha calificado a la pandemia como «una de las etapas más duras y frágiles de nuestra historia reciente» en este aspecto.

Además, ha considerado que este problema no debe tratarse desde un punto de vista exclusivamente clínico, sino como un fenómeno que también tiene una dimensión social y tecnológica.

Durante la presentación de la iniciativa, ha intervenido Román Reyes, cuya madre se suicidó en noviembre de 2019 tras varios intentos e ingresos: «Si tuve algo claro desde el principio es que tenía que decir la causa de su muerte, porque si ves las cifras, la probabilidad de que te toque es bestial», ha explicado.

«Iba al hospital y le daban una pastilla», se queja Reyes, que denuncia que su madre «estaría viva si hubiese tenido una red de apoyo y atención psicológica».

«Siempre sacamos pecho con la salud pública de nuestro país, pero la situación de la salud mental es demencial», se ha lamentado Reyes.

Las tentativas de suicidio entre jóvenes se disparan
Comentarios