jueves 02.07.2020

Se acabó la fiesta para las orquestas

La cancelación de las verbenas deja a las empresas del sector al borde de la quiebra

Llevan meses sin actuaciones y han tenido que anular toda la agenda del verano

La Banda Gaudí en un concierto en Zamora. DL
La Banda Gaudí en un concierto en Zamora. DL

Han sido silenciadas. Son malos tiempos para la pachanga. Decenas de orquestas leonesas están al borde de la extinción por la decisión de la Junta de suspender todas las fiestas patronales. El veterano músico y promotor Helio Fernández, que lleva más de cuarenta años en el negocio de los conciertos veraniegos, no oculta su indignación. De él dependen cuatro orquestas —Clan Zero, Cañón, Picante y La Huella— y más de cien trabajadores. Cuatro orquestas que llevan en activo más de dos décadas.

«No vivo de ningún partido y ningún partido me mantiene. Son todos unos miserables», afirma. Fernández culpa a la Junta de «haber tirado del barco a los músicos. Son personas que viven al día y no les dejan trabajar», dice.

En enero, la potente Orquesta Cañón —que el año pasado congregó a más de 20.000 personas en algunos conciertos—, así como La Huella, ya tenían cerrada la agenda para un verano repleto de actuaciones. Han tenido que cancelarlas todas.

«Muchos bares y negocios de los pueblos viven de la semana de fiestas», según Helio Fernández, quien prevé un cataclismo para la España vaciada. Estará con su gente el día 8 en la gran manifestación de Madrid que reunirá al sector del espectáculo, al que el coronavirus ha colocado en una situación dramática.

Las orquestas Clan Zero y Cañón, que reúne en los conciertos a 20.000 espectadores. DL

Un verano sin música

Los seis integrantes de la banda leonesa Gaudí llevan desde septiembre en ‘dique seco’. También tenían completa la agenda del verano, con una extensa gira por Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León y Madrid. Ahora están ‘a cero’, asegura el guitarrista Daniel Bermejo. Esta orquesta, que nació en los 90, mantiene a dos de los fundadores, la vocalista y guitarrista Carmen Pérez y Foche Peñín (voz y guitarra). El grupo lo completan José Luis Arias (bajo), David Rodríguez (batería) y José Fadel (teclados). No tocan reguetón, pasodobles ni cumbias. Hacen versiones de grupos como Extremo Duro, Duncan Dhu, Queen, Fito & Fitipaldis, Celtas Cortos, Izal, Mecano, Ska-P, Pereza, Bruno Mars.... «un recorrido por todas las épocas del pop rock y terminamos con música más cañera», dice Bermejo. Durante el invierno ensayan y preparan el nuevo repertorio y de mayo a octubre están en la carretera, de pueblo en pueblo, de fiesta en fiesta. «De lo que hacemos en verano vivimos todo el año», cuenta Bermejo. En su banda algunos tienen otra profesión, pero la mayoría vive de la música.

Este año celebraban la gira de su 30 aniversario. Pero será un cumpleaños triste. Sin música. Sin ingresos. También estarán el 8-J en Madrid para romper el silencio de un verano sin música.

No llueve igual para todos. En otras comunidades han reducido aforos (entre 400 y 2.000 personas) pero han mantenido los conciertos. Valladolid ha apostado por espacios abiertos, como la Feria de Muestras, donde actuarán El Kanka (10 de julio), Siloé con Alis (día 11) y Diego El Cigala (día 13).

Se acabó la fiesta para las orquestas