martes. 31.01.2023

Bruno Marcos, Mario Paz González, Antonio Toribios, José Miguel López-Astilleros, Eloy Rubio Carro, Alberto R. Torices y José Luis Puerto se someterán a la tensión del tiempo cuando hablen este fin de semana de su libro Cronófagos. Devoradores del tiempo (Marciano Sonoro Ediciones). Será este viernes a las 18.00 horas y el momento de abordar la paradoja de que del tiempo devorador se ha pasado a la voracidad de los devoradores del tiempo.

Por su parte, la exposición actual de la Fundación Cerezales Antonino y Cinia, a cargo de José Pedro Croft es un ejercicio en el que hay que tener en cuenta la transitoriedad. Esta sensación de transitoriedad, de algo que está todo el tiempo en el proceso de hacerse, es una de las características definitorias del trabajo de José Pedro Croft. En el proyecto presente hasta marzo esto es llevado al extremo al tratarse de una especie de «escultura para armar» que cambiará su configuración cuando se presente posteriormente en el Convento de Santa Cruz en Coimbra, un entorno renacentista muy alejado del contexto de arquitectura contemporánea que presenta la fundación. Para luego esperar a que llegue el rotundo título de Olvidados en el tiempo, de Juan Baraja. «Es un contrasentido esforzarse por delimitar lo olvidado, intentar iluminar a sus protagonistas, perseguirlo con una lente o incluso erigirse en relator de sus posibles imaginarios», escribe Alfredo Puente.

Espacio y tiempo entre Croft, Baraja y cronófagos
Comentarios