domingo. 03.07.2022

Los orígenes del castillo de Llanos de Alba se remontan a la segunda mitad del siglo IX, cuando Alfonso III construyó en la vertiente meridional de la Cordillera Cantábrica varias fortalezas, en el marco de su estrategia de ocupación de la cuenca del Duero. Su emplazamiento presenta muchas semejanzas con los cercanos castillos de Gordón y Luna, también situados en atalayas que dominan territorios muy extensos y aprovechan abruptos roquedos. No se conoce hasta qué fecha estuvo en uso. En 2001, a raíz del estudio de impacto ambiental de la cantera de Tudela Veguín, situada en las inmediaciones del castillo, se confirmó que había sido ocupado hasta la época plenomedieval y en él se encontraron armas y casquillos que demostraron que también fue un lugar muy activo durante la Guerra Civil.

El más antiguo de León
Comentarios