lunes. 04.07.2022

El Purple pierde 7.000 espectadores

El festival cae de 12.000 personas en la anterior edición a solo 5.000 este año
                      Público en el desfile de moda organizado en esta edición en el Palacio de Exposiciones. MARCIANO PÉREZ
Público en el desfile de moda organizado en esta edición en el Palacio de Exposiciones. MARCIANO PÉREZ

Las cifras del Purple son el secreto mejor guardado. Averiguar el presupuesto en cada edición o los espectadores que han pasado por los conciertos es prácticamente misión imposible.

Miguel Llorente, uno de los responsables artísticos del festival, afirma que este año han superado los 5.000 espectadores. Desde la organización insinúan que, con anterioridad, los números se ‘inflaban’. En 2019 —ya que en 2020 el festival se canceló por la pandemia—, los responsables del Purple aseguraron que los conciertos habían sumado más de 12.000 personas. La diferencia con la 32 edición, que se cerró el martes, es abismal. En aquel momento se atribuyeron los resultados al cambio de escenario, del CHF al Palacio de Exposiciones, donde algunas actuaciones colgaron el cartel de ‘completo’. El público asistió en 2019 a los conciertos de Peter Perret y Hoodoo Gurus se acercó a los 1.500 espectadores, un número que habría sido inviable en el CHF. El cartel de este año ha sido duramente criticado en las redes sociales. No solo por la ausencia de grandes estrellas, sino por la inclusión de grupos que nada tienen que ver con el espíritu mod-sixtie del Purple. La programación apenas se dio a conocer unos días antes del Puente de la Constitución, mientras que los anteriores organizadores iban ‘soltando’ nombres de grupos a medida que iban cerrando conciertos.

En las redes llovieron las críticas por la programación, que no fue del agrado de los más acérrimos a un festival que, pese a ser uno de los más veteranos de la ciudad, siempre ha sido un milagro que no se haya disuelto.

En las últimas ediciones se vendió que el Purple Weekend suponía un impacto económico para la capital leonesa próximo al millón de euros —unos 100.000 euros en taquilla y más de 10.000 espectadores—.

El verano del año pasado explotó la mala sintonía entre León Gótico y la dirección artística del Purple. Juan Dopico, presidente de León Gótico, organizador del festival, reveló que tenía tres planes alternativos, en función de la evolución de la pandemia. Finalmente, no llevó ninguno a cabo y el Purple se canceló. Constan Chao, director artístico del festival durante más de veinte años, había diseñado un cartel con bandas de todo el mundo; y otro más ‘europeo’ y ‘nacional’, para el caso de que hubiera un repunte del Covid-19 y los grupos tuvieran dificultades para viajar.

El Purple se suspendió y las dos ‘facciones’ formalizaron su ‘divorcio’. Chao, por su parte, montó León Ciudad Púrpura, que ha dado como resultado actividades culturales de distinta índole, bajo el título Lexploitation.

Con un año por delante y una ‘segunda oportunidad’, los organizadores del Purple tendrán pocas excusas en 2022 si no consiguen un cartel que enderece los pésimos resultados de este mes.

El Purple pierde 7.000 espectadores
Comentarios