domingo 5/12/21
El regreso de Café Quijano

De la Taberna del Buda a Manhattan

Veinte años después de ‘La Taberna del Buda’ el trío leonés publica la segunda parte de aquel mítico álbum que les dio fama internacional. Hoy lanzan el primer adelanto, el single ‘La Jamaicana’. Ya tienen en marcha una gira por una treintena de ciudades. De momento, no está León.
                      El trío leonés Café Quijano popularizó las levitas con el lanzamiento de ‘La taberna del Buda’ hace veinte años. NORBERTO
El trío leonés Café Quijano popularizó las levitas con el lanzamiento de ‘La taberna del Buda’ hace veinte años. NORBERTO

Regresan a la Taberna del Buda. El trío leonés Café Quijano concibe su nuevo trabajo como una segunda parte de aquel disco que les dio fama internacional. Hoy publican el primer adelanto de Manhattan —grabado en Los Ángeles—, el single La Jamaicana, que podrá escucharse en todas las plataformas. La canción, llena de sonido ‘tabernero’, cuenta una historia de amor surgida en la mansión de un lord. «Y, por supuesto, también estrenaremos el videoclip dirigido por Juan Marigorta, en el que hemos contado con gente maravillosa», afirman en sus redes sociales. Celebran así los 20 años de aquel tercer disco de su carrera, que incluía temas como Nada de ná, Las llaves de Raquel o En aquel hotel jamaicano. Un aniversario que han querido conmemorar recuperando las levitas que se convirtieron en ‘marca de la casa’ en sus primeros conciertos.

«Hemos vuelto a grabar un disco, con un sonido del siglo XXI, como el de aquel entonces. Y también hemos vuelto a nuestras gloriosas levitas», aseguran.

Ya tienen en marcha la gira promocional de Manhattan. Entre el 14 de enero y el 22 de octubre, tocarán en Palencia, Orense, Pamplona, Gijón, San Sebastián, Palma de Mallorca, Zaragoza, Huesca, Granada, Málaga, Ávila, Burgos, Lugo, La Coruña, Castellón, Elche, Jaén, Almería, Valladolid, Logroño, Cáceres, Badajoz, Bilbao, Lérida, Viladecans, Albacete, Cartagena, Tenerife y Las Palmas. De momento, León no figura en su agenda de conciertos, pero el trío siempre ha incluido su ciudad en todas las giras.

                      Los hermanos Raúl, Manolo y Óscar Quijano recuperan las levitas. FACEBOOK

Han pasado ya tres años del éxito que consiguieron con Perdonarme, grabado junto a Willy Bárcenas del grupo Taburete, incluido en el álbum La vida no es La, la, la, con el que los hermanos Manolo, Raúl y Óscar Quijano retornaban al sonido pop-rock con el que comenzaron su carrera en el mundo de la música. El grupo ha defendido que se trata de su mejor trabajo, pero todo puede cambiar con Manhattan.

Un trío de éxito

Entre los logros de Café Quijano está el haber sido los primeros artistas españoles que colaron una canción, La Lola, entre los candidatos a los Grammy norteamericanos, amén de estar ocho veces nominados a los Grammy Latinos, pero también son uno de los pocos grupos nacionales que han conseguido vender más de tres millones de discos en todo el mundo.

Los hermanos Quijano han colaborado con artistas de la talla de Celine Dion, Carlos Santana o Armando Manzanero. En 2015 grabaron con su sello (Warner) un concierto en directo en el Auditorio Ciudad de León que publicaron, en una edición especial, junto con los tres volúmenes de Orígenes: el bolero. En estos tres discos contaron con el respaldo de Kenny O’Brien, uno de los productores musicales más solicitados en Estados Unidos, que ha trabajado con artistas como Barbra Streisand, Celine Dion, Beyoncé, Andrea Bocelli, Luis Miguel, Christina Aguilera o Alejandro Sanz. Aunque los tres discos beben de las fuentes de una música con la que los Quijano crecieron de pequeños y con la que aprendieron a tocar la guitarra, en cada uno ha habido ‘variaciones’. Orígenes era una declaración de intenciones: por la ‘reconciliación’ del trío, por el retorno al género de los boleros y por la ‘vuelta a casa’.

El trío tiene el mérito de haber triunfado en dos estilos tan diferentes como el pop y los boleros. Cuando firmaron en 1997 su primer contrato con Warner, la compañía les fichó como «trío de hermanos de León que hacen boleros». Sin embargo, nunca se cumplió del todo, a pesar de que en su primer álbum incluían tres boleros.

Tras ocho años separados y con carreras dispares, los hermanos volvían a reunirse en 2012. Fue entonces cuando aparcaron el ‘pop-rock-latino’ para centrarse en los boleros. El año pasado Manolo publicaba Detrás de la letra, donde el músico cuenta a lo largo de 352 páginas «historias reales, basadas en vivencias personales». Un ensayo en el que desvelaba quiénes están detrás de muchas de sus canciones.

De la Taberna del Buda a Manhattan
Comentarios