viernes. 02.12.2022
Patrimonio

El trascoro de la Catedral como nunca se había visto

La suciedad ha quitado lustre al trascoro de la Catedral, una joya renacentista. El Instituto de Patrimonio Cultural, que va a sufragar la restauración, ha escaneado ya este arco de triunfo. El resultado es una imagen inédita de la estructura diseñada por Jordá y Juni.
Imagen del trascoro de la Catedral de Léon.IPCE

Es una de las joyas de la Catedral de León. La suciedad impide ahora contemplar el brillante alabastro y los dorados del arco de triunfo construido para ‘arropar’ el coro. El Instituto del Patrimonio Cultural de España se ha propuesto devolver su esplendor al trascoro del templo gótico. El primer paso ha sido realizar la geometría general de esta construcción monumental diseñada por Esteban Jordá y Juan de Juni en 1577. Se ha escaneado con láser de arriba abajo. Las fotografías —colgadas en el twitter de este organismo dependiente del Ministerio de Cultura— desvelan una panorámica inédita del trascoro. Las imágenes en 3D, como se ha demostrado en Notre Dame, son una herramienta crucial para la reconstrucción de cualquier monumento en caso de una catástrofe, como el incendio que asoló el templo parisino.

El siguiente paso será la restauración de esta joya del Renacimiento, cuya función primigenia era proteger la sillería del coro; unos trabajos que sufragará íntegramente el citado Instituto del Patrimonio Cultural. Será la gran obra del próximo año que afrontará la Catedral, tras la magna rehabilitación del rosetón, que aún está colocando la empresa Esoca en la fachada principal.

Durante años los historiadores han debatido sobre la participación de Juni en el trascoro. Su prematura muerte le impidió cumplir el encargo de la natividad de Nuestra Señora y las figuras de San Pedro, San Isidro y San Froilán. Sin embargo, la participación de Juan de Juni en este conjunto escultórico parece ya fuera de toda duda. Los expertos consideran que a él pueden atribuirse los profetas y tres sibilas.

El obispo Pedro Manuel encarga el proyecto en 1529 a Juan de Badajoz el joven. También los escultores franceses Angers y Doncel, que ya habían colaborado en San Marcos, participan en el programa iconográfico, así como en los paneles ornamentales. En 1562, con el traslado del espacio coral al centro de la nave, el antecoro se convierte en trascoro. La estructura queda concluida en 1585 con la policromía llevada a cabo por Bartolomé de Carrancejas. Ahora esta exquisita joya de la Catedral ha perdido todas las tonalidades.

El trascoro de la Catedral como nunca se había visto
Comentarios