martes 15.10.2019

Un colista muy peligroso

Un colista muy peligroso

álex estébanez | ponferrada


El Toralín abrirá hoy sus puertas antes de lo acostumbrado para recibir a partir de las 12.00 horas (Movistar #Vamos) a un Real Oviedo que llega a Ponferrada como farolillo rojo de la clasificación de Segunda y sin conocer la victoria en las seis jornadas disputadas hasta la fecha.


Lejos de convertirlo en una víctima propiciatoria, la situación de los carbayones, que cambiaron de entrenador la semana pasada, hace que la Deportiva plantee el partido redoblando su atención sobre un rival al que, quien más y quien menos, todo el mundo ve ocupando plazas más altas en la clasificación no tardando mucho.


Eso y lo sucedido en los dos últimos partidos de Liga, donde la Ponferradina sumó sendos empates en partidos que perfectamente pudo ganar, hacen que los blanquiazules estén especialmente motivados para sumar los tres puntos y dar una nueva alegría a sus aficionados.


Como adelantó en la previa, Jon Pérez Bolo recupera para este partido a Pablo Valcarce, al que el propio técnico definió como una pieza importante del equipo y que podría entrar directamente al once titular ocupando el lugar de Nacho Gil en la banda izquierda. No será el único cambio en la Deportiva respecto al último partido, ya que se espera que jugadores como Isi, Larrea y Yuri vuelvan al once tras partir desde el banquillo en Lugo. También podría regresar al equipo titular Franco Russo para formar pareja en la zaga con Trigueros. El equipo se completaría con Manu García en la portería, Son en el lateral derecho, Óscar Sielva como pareja de Larrea en el centro y Kaxe acompañando a Yuri arriba.


Bolo hizo hincapié tras el encuentro del miércoles en la necesidad de que su equipo sea más agresivo en el área rival, aprovechando las llegadas para finalizar jugada disparando a puerta, sin perderse en demasiadas florituras en zona de gol.


Los blanquiazules quieren continuar con su buena racha en casa, donde no pierden desde enero, y también en su vuelta a Segunda, donde sólo han perdido en Cádiz en la jornada inaugural.


Por su parte, el Real Oviedo llega con las lógicas necesidades de un equipo llamado a estar más arriba en la clasificación y que a la quinta jornada ya destituyó a su técnico ante la falta de resultados. Los carbayones no han ganado todavía en esta temporada y suman dos puntos de otros tantos empates que les mantienen como farolillo rojo de la competición.


En el debut de Javi Rozada en el banquillo, con un empate ante el Extremadura en el Tartiere, el equipo asturiano mostró algunos signos de mejoría que hoy quiere refrendar logrando la victoria en un campo que se les ha resistido en sus visitas previas. Tejera es la novedad en la convocatoria del Real Oviedo, que viajó ayer a Ponferrada después de llevar a cabo a puerta cerrada las dos últimas sesiones de entrenamiento de esta semana.



Un millar de asturianos


Aunque la Deportiva envió 1.500 entradas a Oviedo y reservó todo el fondo sur de El Toralín para los aficionados asturianos, el ritmo de venta de las mismas a lo largo de la semana hace presagiar que no se cubrirán todas las localidades y serán en torno a un millar los seguidores carbayones en la grada.

Un colista muy peligroso
Comentarios