martes 20/4/21
Fútbol | Primera División

El Elche detiene al Real Madrid

El equipo blanco se adelantó a través de Modric en un partido que parecía plácido y que se torció en un penalti de Carvajal
Benzemá, a la derecha, golpea el balón ante el defensa del Elche, Josema. RAMÓN

Se acabó la racha triunfal del Real Madrid. Después de seis victorias consecutivas, cinco en Liga, el equipo blanco perdió el paso del Atlético al frente de la clasificación con un empate (1-1) ante el Elche en un partido en el que quizás fue víctima de su propia autocomplacencia, pues parecía plácido tras el gol inicial de Modric y se torció en un penalti de Carvajal por un agarrón en el área impropio de su experiencia que transformó Fidel. La presión alta inicial del Elche trató de dificultar la salida de balón blanca. Sin embargo, el Madrid no tardó en encontrar la primera vía de agua en un rival que habitualmente se defiende bastante bien. Fue a través de un centro de Lucas Vázquez desde el costado derecho que Kroos, en una suerte no demasiado propicia a sus habilidades, no acertó a cabecear a la red blanquiverde. Los pupilos de Zidane tocaban con paciencia ante un Elche replegado, que dejaba en las botas y la cabeza del argentino Boyé, todo un peleador, sus opciones ofensivas.

Marcelo, la gran novedad de Zidane más allá del regreso de Modric y la titularidad de Asensio, afrontaba una buena oportunidad de reivindicarse. Sin embargo, la primera opción del equipo de Jorge Almirón, ausente en el banquillo por covid-19, llegó en la inmediaciones del brasileño, pues Rigoni encaró y sacó un buen disparo de zurda que Courtois envió a saque de esquina. El lateral carioca, fiel a su estilo, más cercano a las funciones ofensivas que a las propiamente defensivas, apareció por sorpresa en el área ilicitana, controlando un gran pase de cabeza de su compatriota Casemiro y rematando con la diestra al larguero de Badía. Apenas unos minutos después, se quedó en campo contrario en un contraataque del Elche que bien pudo costar un disgusto a su equipo. Y es que hay cosas que no cambian.

Se esperaba continuidad en el buen tono de Asensio, ese que ya mostró el mallorquín frente al Granada, y lo cierto es que el disparo con pierna zurda desde fuera del área que Badía desbarató con ayuda del larguero recordó a su mejor versión. El balón rechazado por el travesaño le cayó propicio a la cabeza de Modric, que sorprendió con un testarazo inapelable para adelantar al Madrid.

La ventaja en el marcador le dio aún más tranquilidad para mover el balón al equipo de Zidane, que tuvo el 0-2 en un buen centro de Ramos desde el flanco izquierdo. Benzema no llegó a rematar de cabeza con franqueza por milímetros. Se encontró el Madrid con un penalti pitado por Figueroa Vázquez tras una mano en el área ilicitana de Víctor Rodríguez que no fue tal y que el propio árbitro andaluz descartó con la ayuda del VAR, pero más allá de esta acción continuó siendo dueño del partido, con cierta sensación de comodidad con la que alcanzó el descanso.

La segunda parte comenzó con otro tono, con muchas más dificultades para el Madrid.

El Elche detiene al Real Madrid
Comentarios