sábado. 28.01.2023
Bélgica no dejó de ser un trámite para el potencial de los de Moncho López

España se jugará el liderato del grupo el próximo sábado en León

Reyes salta por encima de dos rivales en su intento de lanzar a canasta
La selección más joven de la historia volvió a confirmar que el baloncesto español puede mirar al futuro con optimismo gracias a hombres como Felipe Reyes, Grimau y los demás jóvenes que Moncho López ha convocado para culminar la recta final del Preeuropeo. El rival, Bélgica, era una invitación para que los novatos disfrutasen de minutos y cogiesen experiencia. Los belgas han sido capaces de tumbar a Israel en un choque que el cuadro israelí tardará mucho tiempo en olvidar, pero su peso dentro del concierto internacional es mínimo. Felipe Reyes encarriló el compromiso en un primer cuarto pleno de acierto donde, una vez más, expuso las enormes condiciones que le están convirtiendo, día a día, en una de las referencias de la canasta nacional. Los doce puntos que anotó en el primer corte sentaron los cimientos del 30-11 que la selección firmó para empezar y que, luego, sirvió para que los nuevos entrasen sin presión a la pista. Bélgica pasó sin pena ni gloria, como se esperaba. Como en la primera vuelta Ya había perdido por quince puntos en la primera vuelta (63-78) y en Murcia se libró de la paliza porque los jóvenes de Moncho López y Creus, al menos en esta ocasión, demostraron mayores complicaciones que los veteranos para mantener la concentración hasta el último momento. Eso si, la selección mantuvo una buena intensidad durante los tres primeros cuartos a pesar de la gran diferencia que había en el marcador. Sólo en el último cuarto disminuyó el ritmo de España, que llegó a tener veintiocho puntos de renta y reservó a Cabezas y Reyes para el choque del próximo sábado frente a Grecia.

España se jugará el liderato del grupo el próximo sábado en León
Comentarios