domingo 16/1/22

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) aseguró que los jugadores y el cuerpo técnico del Extremadura «siguen abiertos a negociar y a buscar soluciones que permitan poner fin a la extrema problemática que están sufriendo», pese a ejercer su derecho a la huelga para los días 19, 20 y 21 de noviembre, tras perder sus tres primeros puntos de un partido sin disputarlo, al no comparecer en el estadio Riazor en el partido oficial frente al Deportivo de La Coruña por la huelga iniciada por la plantilla de cuerpo técnico y jugadores.

El anuncio que realizaron de no viajar a La Coruña se cumplió y el árbitro del encuentro, Alejandro Lucena Perdomo, registró la incomparencencia del conjunto de Almendralejo. Los tres puntos para el Deportivo sin haber disputado el encuentro.

Algo conocido desde el pasado viernes, puesto que la Real Federación Española de Fútbol obligaba a que en el encuentro hubiera al menos siete jugadores de la primera plantilla y la huelga fue secundada, desde ese día, por todos los futbolistas, que llevan muchos meses sin cobrar.

Se trata de un paro que ya había sido anunciado a finales de octubre por parte de la Asociación de Futbolistas Españoles y se prevé ampliar también a los días 19, 20 y 21 de noviembre..

El sindicato confirmó que «las negociaciones existentes para la búsqueda de soluciones al grave y reiterado impago que están sufriendo no han dado por el momento el resultado esperado».

«En todo caso, como han hecho desde el principio, siguen abiertos a negociar y buscar soluciones que permitan poner fin a la extrema problemática que están sufriendo, reiterando su compromiso con la viabilidad futura del club», señaló el sindicato.

En un comunicado, AFE indicó que tanto los futbolistas como el cuerpo técnico «quieren agradecer expresamente el respaldo y apoyo de la afición, de la población de Almendralejo y de todo el mundo del fútbol en estos momentos tan complicados».

Los jugadores del Extremadura, de la Primera RFEF, anunciaron el pasado 26 de octubre, con el apoyo de AFE, el inicio de una huelga ante una «situación insostenible», en lo deportivo y persona.

El Extremadura sigue abierto a negociar para evitar su retirada de la competición
Comentarios