lunes 21.10.2019
FÚTBOL | EL REPORTAJE DE LA SEMANA

Manu García hace historia en el Sporting

El futbolista gordonés es el fichaje más caro del club asturiano tras jugar en el City. Convocado con la selección española sub 21
Manu García espera llevar al Sporting de Gijón a Primera, el objetivo que desea toda la parroquia que abarrota las gradas de El Molinón. JOSÇE SIMAL ORDÁS (EL COMERCIO).
Manu García espera llevar al Sporting de Gijón a Primera, el objetivo que desea toda la parroquia que abarrota las gradas de El Molinón. JOSÇE SIMAL ORDÁS (EL COMERCIO).

Manu García, el leonés de 21 años de Santa Lucía de Gordón, se ha convertido en el fichaje más caro de la historia del Sporting de Gijón, que llega en propiedad al club que le formó por cuatro millones de euros. Además, podría pagar otros dos más en función de variables. El canterano sportinguista instruido en Mareo, fichado por el Manchester City hace seis veranos, se convierte en el fichaje más caro de la historia de la entidad asturiana. Manu García selló un contrato para las próximas cinco temporadas. Su regresó al Sporting de Gijón provocó una expectación que hacía tiempo que no se vivía entre la parroquia gijonesa. La afición rojiblanca está muy ilusionada por la vuelta del canterano de Mareo. Manu García es un centrocampista creativo, más atacante que defensivo, al que conoce muy bien su entrenador José Alberto, «quien ya le dirigió en las categorías inferiores del Sporting, en edad infantil y cadete», según precisa su padre Toño García, natural de Santa Lucía de Gordón y guardameta de la Hullera en los años 80.


Manu García, procede del Manchester City, club que le fichó del propio Sporting por mediación de Txiki Beguiristain con Pep Guardiola como entrenador del primer equipo citizen. Militó cedido las dos últimas temporadas en el Nac de Breda y el Toulouse.

 

La inversión, la más cara de la historia rojiblanca por un jugador, fue posible finalmente y el futbolista se ha convertido en el ídolo de la afición de El Molinón.

 

«Manu disfruta del fútbol desde su infancia», afirma su padre Toño, que a continuación añade: «Las cosas le van muy bien. La gente le ha acogido como a uno más, porque además muchos con los que entrena a diario son los mismos que cuando se fue al Manchester City».

 

Sus progenitores son naturales de Santa Lucía de Gordón. Antonio García, su padre, jugó varias temporadas en la Hullera. Y su madre, Yolanda Alonso, médica de profesión, vivió siempre en la citada localidad leonesa hasta su traslado a Oviedo para ejercer la carrera médica. Por este motivo tuvo que trasladarse toda la familia a tierras asturianas. Además, los abuelos de Manu García también son naturales de la comarca del Gordón.

 

Enseguida se le vio a Manu García su inclinación por el fútbol. El Astur fue su primer equipo en categorías benjamines y alevines, hasta que el Sporting se fijó en sus dotes para llevárselo a la escuela de Mareo. Su crecimiento futbolístico progresaba a pasos agigantados en categoría infantil. «Real Madrid, FC Barcelona y Manchester City presentaron ofertas para hacerse con sus servicios. Lo pensamos y al final decidió él», afirma su padre Toño. A continuación explica: «Creo que tomó la decisión correcta porque ya se sabe como es el mundo del fútbol. Hoy estás arriba y mañana quizás tengas que volver con una mano delante y otra detrás. Por esta razón, su formación futbolística está muy relacionada con sus estudios».

 

«Para Manu este año es ilusionante, con la posibilidad del Sporting de Gijón de subir a Primera División. Manu está feliz. Encantado de volver al Sporting. Ha encajado muy bien en el equipo», reconoce su padre Toño.

 

Sobre los cuatro millones de euros que ha pagado el Sporting para hacerse con sus servicios, Toño resalta: «El mundo del fútbol ha cambiado una barbaridad. Para Manu es un orgullo regresar al equipo de su tierra. Ojalá consiga el Sporting ascender a Primera División».

 

Su padre Toño recuerda una anécdota con el otro Manu García, el capitán del Alavés: «Su etapa en el equipo de Vitoria le sirvió para conocer a Manu García, que siempre le ha dicho a mi hijo que lo más bonito en el fútbol es ascender con el equipo de su tierra. El ciclo que cerró con llegar a Primera División el capitán del Alavés, Manu García, lo puede repetir mi hijo Manu, que lleva su mismo nombre y apellido, pero en este caso con el Sporting de Gijón».

 

«Manu García, pese a los 21 años que tiene, la experiencia que le han dado esos más de cien partidos oficiales disputados en otras ligas ojalá le sirvan para ayudar al Sporting a subir a Primera», expresa su padre Toño con tono emocionado.

 

En cuanto a entrar en la lista de convocados con la selección española sub-21, Toño indica: «Es muy grande jugar con España. Luis de la Fuente le conoce muy bien».

Manu García hace historia en el Sporting
Comentarios