martes 24/5/22
                      Es un intento de tener un nuevo circuito como Mónaco. VALDRIN XHEMAJ
Es un intento de tener un nuevo circuito como Mónaco. VALDRIN XHEMAJ

Uno de los objetivos que se autoimpuso Liberty Media cuando tomó las riendas de la Fórmula 1 era quitarle el olor a naftalina que tenía la competición. No es casual que desde su llegada hace ya años, tanto el uso de las redes sociales como la expansión popular del deporte haya tenido un foco claro desde el principio: Estados Unidos. Es esta filosofía la que está detrás del debut de un circuito creado ‘ad hoc’ para el estreno de Miami como ciudad que alberga una carrera de Fórmula 1. Tras descartar una primera idea que iba a ir por la bahía de la popular (y carísima) ciudad al sureste del estado de Florida, incluidas dos rectas previstas sobre un vistoso puente, ha sido la zona de Miami Gardens la tomada por los camiones, motorhomes y cientos de personas que viajan a cada gran premio.

Con el Hard Rock Stadium, hogar de los míticos Miami Dolphins de fútbol americano, como epicentro, la competición automovilística más famosa del mundo disputará aquí la primera de las dos carreras previstas en territorio estadounidense este año. La otra será en Austin (Texas), ya en pleno otoño, a las que se unirá Las Vegas en 2023 con una cita que transcurrirá en su famoso Strip.

El circuito de Miami será semiurbano y un nuevo intento de tener «un nuevo Mónaco», pero con matices. Al igual que se intentó en los fallidos Valencia, Corea o incluso Singapur, este último aún en el calendario, esta cita por las calles tratará de convertirse en un clásico moderno en un momento crítico para la competición, dado que la expansión es el objetivo primordial que tienen los promotores. Además, Miami es el escenario perfecto para que la nueva filosofía de exclusividad. Un circuito similar a Bakú. Si hay un circuito actual al que se puede comparar el trazado de Miami, ese es el de Bakú. Dos buenas rectas y una semirrecta que albergarán tres zonas de DRS, 19 curvas, cambios de rasante muy técnicos y con dos sectores rápidos y uno lento, amén de tres puntos claros de adelantamiento con la curva 11 como principal. En definitiva, todo un reto para los pilotos.

Miami da la bienvenida a la Fórmula 1
Comentarios