lunes. 27.06.2022
Fútbol | Copa del Rey

Los penaltis se alían con el Athletic

Raúl García iguala el gol de Juanmi en el último minuto del añadido y la prórroga no sirvió para desempatar

El meta Unai Simón, clave al parar dos penas máximas

Aitor Ruibal, a la derecha, pelea un balón con el defensa del Athletic Club Yuri Berchiche. JULIO MUÑOZ

El Athletic Club, tras empatar en el añadido con el Betis (1-1), terminó por lograr un épico pase a las semifinales de Copa resuelto en la tanda de penaltis (4-1) en la que fue decisivo Unai Simón, que paró dos de los tiros desde los once metros, a Canales y Juanmi, tras un partido que también tuvo como héroe a Raúl García que igualó el gol local y forzó la prórroga, para decepción de los béticos, que ya acariciaban la clasificación.

Tras una primera parte igualada, con escasas ocasiones y ambos equipos cuidándose mucho de no incurrir en errores, en la segunda el Betis se adelantó a seis minutos del final por medio de Juanmi Jiménez, pero cuando todo parecía decidido, Raúl García empató en el 94 y forzó «in extremis» una prórroga en la que se mantuvo el 1-1, lo que dio paso a los penaltis para que se desatara la fiesta bilbaína.

A pesar del mazazo, Marcelino metió a toda su artillería (Unai López y Morcillo), una maniobra a la que replicó Pellegrini con el medio Guardado y el zaguero Sidnei Rechel por los atacantes Borja Iglesias y Fekir para guardar su botín, pero el Athletic no se rindió y en el último minuto de la prolongación halló el premio al forzar la prórroga Raúl García con un espléndido cabezazo a centro de Íñigo Martínez.

En este tiempo extra, en el que Pellegrini dio entrada a Joaquín por Guido y luego a Tello y Emerson por Carvalho y Miranda para recomponer a su equipo, la lucha se recrudeció y ambos, aun con reservas para evitar riesgos, buscaron el gol en sendos tiros de Morcillo, desviado por Joel, y Joaquín, que sacó, providencial, Yerai.

El panorama no varió en la segunda parte de la prórroga, con los jugadores muy castigados físicamente y empleándose a fondo para evitar los intentos ofensivos de unos y otros. El Betis reclamó penalti sobre Juanmi, pero el árbitro no lo consideró tras consultar con el VAR, con lo que todo se resolvió con una tanda desde los 11 metros donde irrumpió Unai Simón para mandar a su equipo a las semifinales tras detener dos lanzamientos y no fallar ninguno los jugadores rojiblancos en sus cuatro penas máximas.

Los penaltis se alían con el Athletic
Comentarios