domingo. 14.08.2022

La Federación Española de Fútbol solicitará, «en los próximos días», personarse en la causa abierta en un juzgado de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) por la denominada ‘operación Conífera’, que ha permitido desmantelar una organización dedicada al amaño de partidos en Primera y Segunda RFEF y la Liga Nacional de Gibraltar. La desarticulación de la trama se ha saldado con 21 detenidos, doce de ellos futbolistas en activo de seis equipos modestos de Andalucía y Extremadura, a quienes se les acusa de haber estafado más de 500.000 euros.

El organismo que preside Luis Rubiales ha felicitado a la Dirección General de Ordenación del Juego y al Centro Nacional Policial por la Integridad en el Deporte y las Apuestas, «por el desarrollo de la operación, que partió de una alerta transmitida por el departamento de Integridad y Seguridad de la FEF».

«Esa alerta, en el mes de mayo de 2021, fue transmitida por el Departamento de Integridad de la FEF a la DGOJ, quien a su vez la trasladó al Cenpida de la Policía Nacional. Esta unidad policial es la que ha llevado a cabo las actuaciones de las que ahora conoce el Juzgado de Instrucción 4 de Sanlúcar. La FEF quiere, por ello, transmitir su felicitación tanto a la DGOJ como al Cenpida, destacando la importancia de la colaboración entre instituciones y entidades deportivas para defender la limpieza de las competiciones deportivas, en especial las de fútbol», asegura la Federación Española a través de un comunicado.

La FEF recuerda que, junto con 19 federaciones territoriales de España, «lleva a cabo diversas acciones de protección en el fútbol español a lo largo de la temporada». «Entre ellas, destaca la formación en Integridad que se imparte a jugadores, técnicos y árbitros de todo el fútbol, tanto masculino como femenino y el fútbol sala. Esta formación ha sido recibida, en la temporada 2021-22 por un total de 3.078 personas», informa. «Además de esta actividad preventiva, la FEF emplea los servicios de la empresa especializada Sportradar para la monitorización de mercados de apuestas. Esto supone llevar a cabo un seguimiento de las competiciones españolas para la rápida detección de cualquier elemento que pueda indicar acciones contrarias a las normas disciplinarias, tanto deportivas como penales», subraya.

La trama de apuestas en el fútbol no profesional fue desmantelada por la Policía Nacional. «La organización estaba compuesta por dos hombres vinculados al mundo del fútbol profesional, futbolistas que aprovechaban su profesión para facilitar información privilegiada, conseguidores que aportaban identidades para operar en el juego online y mulas que acudían a salones de juego para realizar las apuestas deportivas prefijadas y cobrar los premios obtenidos», anunció la Policía.

La RFEF se personará en la causa de las apuestas de futbolistas
Comentarios