sábado 28/5/22

A veinte minutos para la conclusión del encuentro, Obolskii era derribado en el área al girarse para rematar tras un buen control del ruso. El penalti claro lo convirtió Alberto Solís en el segundo gol de la Cultural. El jugador culturalista había afirmado que el encuentro frente al filial celeste era especial para él, porque el Celta había sido su segunda casa durante gran parte de su carrera deportiva. Un futbolista que ha demostrado que es de los pocos que se salvan del rendimiento para un conjunto que en estos momentos depende de su fútbol para confirmar cuanto antes la permanencia en la Primera Federación.

SOLÍS REGRESA A BARREIRO CON GOL PERO CON UNA DOLOROSA DERROTA
Comentarios