jueves 17/6/21
Balonmano | Liga Asobal

Todas las vías conducen a Franco

La ausencia de candidaturas llevará al presidente del Ademar a su tercer mandato el próximo 13 de mayo «Si llega un nuevo proyecto no tengo problema en irme», insiste
El presidente del Ademar, Cayetano Franco, durante la última asamblea de socios. FERNANDO OTERO

El calendario electoral a la presidencia del Abanca Ademar sigue su curso. Ayer quedó aprobado el censo definitivo y el próximo día 13 de mayo se cierra el plazo para presentar candidaturas. Un punto, este último, huérfano hasta la fecha que de continuar así le otorgará su tercer mandato consecutivo a Cayetano Franco, quien ya ha manifestado en más de una ocasión que se ve con fuerzas de seguir —pese a los problemas que asolan al club— pero que no tendrá problema en apartarse «si llega un nuevo proyecto».

Después de ocho años como cabeza visible de la entidad marista, el gran éxito de la actual directiva no han sido los títulos deportivos —prácticamente imposibles con el Barcelona como rival inalcanzable— pero sí el apartado económico. Cuando llegaron al cargo, las cuentas del Ademar solo arrojaban números rojos e incluso amenazaban con provocar la desaparición definitiva del club. Una deuda cercana al medio millón de euros que han liquidado hasta convertirla en historia.

Plazo máximo
Las nuevas candidaturas podrán presentarse hasta el próximo jueves 13 de mayo

Y aunque los títulos se le escapan a Tano Franco, lo cierto es que el equipo ha recuperado la competitividad tanto en la Liga como en Europa. La etapa de Rafa Guijosa supuso el retorno de los leoneses a la Liga de Campeones y a la pelea por el subcampeonato, hoja de ruta que ha seguido Manolo Cadenas, artífice de la llegada de grandes jugadores como Tin Lucin, Khalifa, Rubén Marchán o Pedro Martínez. La paupérrima situación económica que viven la mayoría de conjuntos de élite del balonmano español —acrecentada ahora por la pandemia de coronavirus— hacen que sea prácticamente imposible contratar a grandes jugadores y mantener un equilibro entre lo económico y lo deportivo se ha convertido en otra de las máximas del principal dirigente ademarista. Una política que, pese a las pérdidas por taquilla, patrocinadores y otros conceptos mantienen al club ademarista con sus cuentas saneadas y un presupuesto que, si todo va bien, pasará ligeramente del millón de euros la próxima temporada.

Su proyecto más ambicioso fue el de construir un nuevo pabellón que aunara al primer equipo y a la cantera en una misma sede. Algo que de momento ha quedado en el cajón y que resulta difícil que pueda retomarse en estos cuatro años.

Si de aquí al próximo jueves no se presentan nuevas candidaturas, Cayetano Franco será reelegido presidente del Ademar automáticamente sin que sea necesario recurrir a las votaciones por parte de los socios. Si al final aparece alguna se celebrarán el 26 de mayo en el Palacio de Deportes.

Todas las vías conducen a Franco
Comentarios