jueves. 07.07.2022
BALONMANO | LIGA ASOBAL

Vieyra ya es uno más en el Ademar

El argentino disputa ante el Cangas los primeros minutos de la temporada
Fede Vieyra regresó ante el Cangas. JESÚS F. SALVADORES

Fede Vieyra dejó atrás ante el Cangas el calvario por el que ha tenido que pasar desde que le detectaron a final de la pasada temporada un problema cardíaco que le obligó a pasar por el quirófano. Cinco meses más tarde volvió a entrar en una convocatoria del Abanca Ademar, después de alguna semana de entrenamiento.


Incluso estuvo un par de minutos sobre el parqué de O Gatañal, donde el equipo leonés encadenó su novena victoria del curso para fortalecer su candidatura a esa Copa Asobal que se disputará en el mes de diciembre. El internacional argentino lo vivió de forma especial, como confirmaría él mismo. «Me sentí algo extraño, con algún nervio, pero con felicidad y pensando que lo importante es estar de vuelta», subrayó el jugador zurdo, consciente también de que no es fácil entrar en la dinámica de un Ademar que, de momento, va como un tiro.

 

Únicamente cayeron en la primera jornada frente a Bidasoa. Todo lo demás han sido triunfos, incluido el doble compromiso de la EHF ante la Vojvodina. Ve a sus compañeros «en un gran momento, todos sumando y muy metidos, como un equipo compacto, con mucha variante». No en vano su alter ego en el lateral derecho, David Fernández, es, junto a Rubén Marchán, el máximo artillero del conjunto leonés y uno de los lanzadores más efectivos de la Asobal.

 

Fede Vieyra reconoce que todavía necesitará quemar alguna etapa más antes de recuperar su mejor nivel. Apunta que este primer contacto con la competición le ayuda a fortalecer su confianza tras prácticamente medio año convaleciente. «Todo va sumando y se trata de ir cubriendo etapas y dar pequeños pasos hacia el objetivo de estar en las mejores condiciones», explicó el argentino.

 

No quiso tampoco agobiarse con el peso específico que tendrá en el bloque durante los próximos encuentros antes del parón por el  Europeo.

 

La Copa EHF le motiva. Mira de reojo a esa eliminatoria ante el Balatonfuredi húngaro, previa a la fase de grupos. «Es una competición que es motivante, pero sin ponerse en la cabeza el jugar muchos minutos de momento, sino ir quemando etapas», reiteró el lateral que podrá avanzar en esa progresión el próximo viernes, en el Palacio y ante el Nava de Dani Gordo.

 

La idea de toda la plantilla y del cuerpo técnico es defender con uñas y dientes hasta que termine la primera vuelta una de las dos plazas que conducen a la Copa Asobal. Cadenas quiere disputarle el título al Barça.

Vieyra ya es uno más en el Ademar
Comentarios