viernes. 27.01.2023

Los dominios de las grandes marcas suelen ser las superficies ubicadas en las afueras de la ciudad. Son espacios con establecimientos de importantes dimensiones que acaparan gran parte del consumo de los hogares.

Sin embargo, estas multinacionales verán ahora, con el cierre de establecimientos situados en el casco antiguo de los municipios incapaces de hacer frente al encarecimiento de los alquileres, una oportunidad de desembarcar en los lugares más emblemáticos del centro de las ciudades y que, en muchos casos, están muy ligados al turismo. Estas importantes firmas recuerdan que las nuevas aperturas llevarán aparejadas la creación de puestos de trabajo. Sin embargo, este argumento no convence a algunas organizaciones. «El empleo que se pueda crear es más precario y temporal que el de los comercios tradicionales», asegura el secretario general de UPTA, Sebastián Reyna. Además, recuerda que la llegada de las grandes marcas también conlleva la transformación de unos locales que formaban parte del «patrimonio» de esas localidades no solo por las fachadas históricas de sus comercios, «sino por el tipo de actividad».

Los centros comerciales y las grandes cadenas ganan terreno con el cambio
Comentarios