viernes 4/12/20
HISTORIAS MÍNIMAS

Gafas con espíritu nórdico

Velkominn aspira a revolucionar el mércado con unos diseños simples y precios asequibles

Velkominn, propiedad de la empresa Time to connecting markerts, es la marca de gafas de sol de tres amigos. La pasión que sienten por ella se nota en su forma de explicar qué buscan con esta línea de productos y el mimo que le dedican para diseñar cada modelo de gafas. En ambos aspectos se fijan mucho en los países nórdicos. Admiran, sobre todo, la revolución que llevaron a cabo los islandeses contra la banca y el poder político tras la grave crisis financiera. Por eso, el nombre de su empresa significa bienvenido en islandés, como tributo al espíritu de los ciudadanos de Islandia. 

No es la única referencia a los países nórdicos en Velkominn. Las gafas buscan un diseño artístico minimalista y puro, incluyendo siempre elementos de la naturaleza: a veces con los colores, otras incluyendo la madera como material e incluso imprimiéndole la fuerza de esta. “Esto no implica que demos la espalda a nuestra sociedad mediterránea”, incide Nacho García, director creativo.

La confluencia entre ambos mundos es imprescindible en las gafas de Velkominn. “Simplemente cogemos lo mejor de ambas”, explica García. Tampoco desean caer en lo superfluo, de ahí la k invertida del logo, representando el conocimiento. Y para contribuir a ello han invertido parte de los 400.000 euros de beneficios que obtuvieron en el 2016 en proyectos sociales. 

DIVERSIFICACIÓN

Ese resultado proviene del primer año de actividad de Time to connecting markets, empresa que coloca stock de otras compañías en plataformas de venta online, creada por dos de los impulsores de Velkominn. “Siempre hemos sido muy emprendedores, cada uno por su lado estaba buscando al socio ideal para montar un proyecto”, admite Manel López, uno de los fundadores de Time to connecting markets.

López y Carmen Santos aprovecharon su experiencia previa para montar esta empresa, todo el capital que invirtieron para ello es propio, siendo socios al 50% de la empresa. Gestionan 65 marcas y colaboran con una veintena de plataformas de venta de liquidación. “Carmen siempre ha tenido en mente crear una marca, y lo planeábamos para dentro de cinco o seis años”, comenta el emprendedor. Pero no le dejó ni un año para digerir el comienzo de Time to connecting markets. “Fue como un embarazo”, se ríe Santos mientras lo explica. En nueve meses ya estaban preparando el lanzamiento de Velkominn, en el que invirtieron 65.000 euros.

TIENDA 'ONLINE'

Venden, sobre todo, por su propia página web. Con su primera colección, que presentaron en mayo del 2017,  han hecho estudios de mercado con algunas plataformas de ventas de stocks con las que ya colaboraban. En una de esas campañas, de 9.000 unidades 6.000 se vendieron en Francia, el país donde más éxito están teniendo. En España se compraron 1.500 gafas y 500 en Italia, el resto se diseminó entre varios territorios, entre ellos Reino Unido.

Para este ejercicio esperan ingresar entre 200.000 y 300.000 euros con la venta de las gafas, que cuestan entre 80 y 100 euros dependiendo del modelo. Con las otras actividades de la empresa preven facturar más o menos la misma cantidad.

Gafas con espíritu nórdico