martes 29/9/20

Las nuevas eléctricas rascan un millón de clientes a las grandes

Decenas de compañías comercializadoras acaparan un 14% de cuota en un mercado variado

El monopolio de la electricidad dejó de existir legalmente hace ya dos décadas, pero no ha sido hasta ahora cuando el consumidor más se está percatando del abanico de posibilidades que dispone a la hora de contratar la luz con una compañía. Porque hay más de 200 empresas que comercializan electricidad y gas: están en los centros comerciales, en las gasolineras, en los aeropuertos y, sobre todo, en internet. Cualquier establecimiento es idóneo para ofrecer una tarifa con precios llamativos, multitud de servicios adicionales y unos contratos a los que siempre hay que echar un buen vistazo antes de evitar conflictos con esa compañía en el futuro.

El tradicional pastel de la energía, en manos de un puñado de grandes corporaciones hasta hace pocos años, comienza a fraccionarse cada vez con más fuerza. En el primer trimestre de este año, el 85,9% de los hogares tenía contratada la luz con alguno de los cinco grupos comercializadores principales: Iberdrola sigue liderando el mercado con un 36,4% de los clientes (6,6 millones), seguido por Endesa (29,7% de cuota con 5,4 millones de usuarios). Más alejadas se encuentran las cifras de otras corporaciones históricas como Naturgy, con 2,2 millones de clientes (12% de cuota); y EDP (casi un millón de contratos, un 5,1% del total). A ellas se unen los clientes de Repsol. La compañía, cuyo consejero delegado es Josu Jon Imaz, adquirió hace más de un año los activos de Viesgo. Esta misma semana el grupo anunciaba que había superado el millón de clientes, un 33% más de los que tenía cuando materializó aquella operación. La llegada de una firma petrolera como Repsol a un mercado como el de la electricidad y el gas es solo uno de los ejemplos más visibles de los movimientos que se dan en el sector.

Aunque la fortaleza de los grandes grupos sigue siendo indiscutible, poco a poco siguen cediendo cuota de mercado. Hace apenas tres años, entre Iberdrola, Endesa, Naturgy, EDP y Viesgo acumulaban al 90,4% de los clientes, cinco puntos más de lo que ostentan ahora, según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). De esas firmas, las tres primeras son las que más cuota de mercado han perdido. Estas mismas son las que también ofrecen la tarifa regulada (PVPC), aunque cambian sus denominaciones comerciales obligadas por la CNMC para evitar confusión en el cliente.

Este nuevo contexto se explica por la irrupción de decenas de nuevas empresas que han visto un nicho de mercado en la comercialización de luz y gas. Entre todas acaparan un 14,1% de cuota de mercado. Tienen 2,5 millones de clientes, lo que supone un millón más que en 2016.

Las nuevas eléctricas rascan un millón de clientes a las grandes