martes 24/5/22

La torre de refrigeración de la central térmica de la localidad palentina de Velilla del Río Carrión fue derribada ayer a las 16.05 horas como parte del proceso de desmantelamiento de la central, 56 años después de su puesta en marcha y 15 meses después de su clausura, solicitada a finales de 2017. Para el derribo de la torre, que supera los cien metros de altura y tiene un peso de más de 7.000 toneladas, se han utilizado detonadores electrónicos con 82 kilos de explosivo.

La central palentina se une a la de Anllares, en la que el proceso de demolición va muy avanzando, y a la de Compostilla II, en la que se realizan desde hace meses trabajos de desmantelamiento.

La térmica de Velilla recibió durante muchos años el carbón procedente de las cuencas de la zona este de la provincia de León, y en los últimos años incluso era transportado desde otras zonas más lejanas como el Bierzo, como consecuencia de la unificación de las empresas.

Cae la térmica del este leonés
Comentarios