miércoles 25/5/22

La ministra leonesa Margarita Robles, en unos tiempos políticos tan convulsos, se está ganando a pulso el reconocimiento por su capacidad para poner cordura en todo tipo de debates. Ayer la titular de Defensa terció en la polémica sobre la carne. Y planteó que la opinión del ministro de Consumo, Alberto Garzón, sobre la calidad de la carne española y la producción de la ganadería es «respetable», pero la «única» postura que «importa» es la del Gobierno, que se ha posicionado «claramente» en defensa del sector. «Puede tener una opinión personal o como ministro, pero hay que tener cultura institucional en un órgano como el Gobierno, que es quien marca la política que vale», reprochó Robles a Garzón en su visita a la Base Aérea de Cuatro Vientos, donde se encuentra una de las unidades militares que dan apoyo a las comunidades autónomas en el rastreo de contagios de coronavirus.

La titular de Defensa defendió que el Ejecutivo «está con el sector ganadero» y la Política Agrícola Común (PAC)». E insistió en que «la única política que importa y afecta es la que marca el Gobierno» en la polémica sobre el sector cárnico y otros asuntos.

Robles pone cordura
Comentarios