domingo 23/1/22

El presupuesto de la Casa del Rey, 8,4 millones de euros, fue el menos respaldado entre las altas instituciones del Estado en las votaciones del Congreso. Recibió 259 votos a favor, 66 en contra y 23 abstenciones. Las asignaciones para las Cortes Generales, el Tribunal Constitucional, el Consejo General del Poder Judicial, el Consejo de Estado o el Tribunal de Cuentas obtuvieron entre 263 y 281 votos a favor.

Dieron su visto bueno a la asignación del Gobierno a la Casa del Rey el PSOE, PP, Podemos, PNV, Más País, Compromís, Unión del Pueblo Navarro, Foro Asturias, Nueva Canarias, Coalición Canaria, Teruel Existe y Partido Regionalista de Cantabria. Votaron en contra Vox —que rechazó todas las partidas presupuestarias, incluida la de la Corona pese a sus fervorosas diatribas monárquicas—, Ciudadanos, Junts, y la CUP. Mientras que Esquerra, EH Bildu, PDeCAT y BNG se abstuvieron. Es llamativo el caso de Unidas Podemos, que votó a favor a pesar de la dura intervención de su portavoz en el debate, Roberto Uriarte.

El diputado afirmó que es «radicalmente falso» que la Casa del Rey sea «austera, como sostienen las tres derechas», en alusión a PP, Vox y Ciudadanos. Señaló que además de los 8,4 millones de euros anuales que recibirá Felipe VI para su libre disposición en 2022, se beneficia de otra suma de dinero público «brutal» de la que «ni siquiera se llega a conocer todos sus contornos». Es decir, que se desconoce el montante de las partidas que los Ministerios de Presidencia, Cultura, Interior y Defensa destinan a la Casa del Rey.

Y además, abundó Uriarte, está «el cajón sin fondo» de Patrimonio Nacional, que tiene «a más de cien empleados al servicio» de la Corona, incluidos «los ayudas de cámara» para atender al rey emérito en Abu Dabi, donde se instaló en agosto de 2020.

La asignación del rey recibe un voto de castigo de Vox, Cs y los ‘indepes’ y las...