domingo 19/9/21

Calvo evoca a los españoles víctimas del nazismo: «No tenemos derecho a olvidar»

La ministra participa en un homenaje al medio millón de españoles de los campos de concentración
Calvo y Ábalos participaron en el día del homenaje a los españoles deportados a campos nazis. BALLESTEROS

«No tenemos derecho a olvidar. Tenemos la obligación de recordar», proclamó ayer la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, en un acto de homenaje a las víctimas españolas del nazismo en el que ha participado con motivo de la conmemoración de la liberación del campo de Mauthausen.

Ante el monumento ubicado en los jardines de los Nuevos Ministerios de Madrid para recordar a los 7.000 españoles deportados a los campos de concentración nazis, Calvo pronunció unas emotivas palabras con las que ha puesto énfasis en la necesidad de mantener «viva» la memoria de aquellos exiliados de la Guerra Civil.

Antes depositó en el memorial una ofrenda floral junto al ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y después de que la vicepresidenta de la asociación Amical Mauthausen lo hiciera igualmente en tributo al medio millón de españoles exiliados en 1939 y, especialmente, a los que fueron perseguidos, represaliados y recluidos en campos de concentración.

Evocó la vicepresidenta la «lección magistral de humanidad» que dieron los supervivientes españoles al firmar el llamado «juramento de Mauthausen», una denuncia contra la injusticia y en favor de la solidaridad internacional leída íntegramente al comienzo del acto por la periodista y escritora Rosa Montero.

Carmen Calvo manifestó que «recordando hacemos justicia a su calvario, a la indignidad que tuvieron que vivir, a la contribución con sus vidas para defender las libertades, los derechos, la democracia», y dijo que debe hacerse pensando sobre todo en las generaciones más jóvenes, para que no olviden su ejemplo.

Porque, añadió, «para que nunca se vuelva a repetir es necesario saber, y porque la palabra libertad no puede estar vacua», sino «llena», de lo que precisamente motiva el homenaje en el 76 aniversario de la liberación de Mauthausen. Y además porque su sufrimiento sirvió para que España consiguiera una democracia, ha enfatizado, varias décadas más tarde y porque «no puede haber justicia sobre la desmemoria» ni sobre «la ignorancia de lo que ocurrió». En nombre de las asociaciones memorialistas, Concha Díaz habló de las penurias y el sufrimiento.

Calvo evoca a los españoles víctimas del nazismo: «No tenemos derecho a olvidar»