lunes 30/11/20

Del escaño a las aulas

La discusión sobre la idoneidad de la medida ha llamado la atención de expertos y pedagogos, que critican que la educación de los hijos se haya vuelto a convertir en campo de batalla político. Esto es lo que piensan algunos expertos:

«No se debería politizar la educación. Los profesores intentan informar y formar, esto es importante, formar ciudadanos para entender un mundo abierto, sin racismo, de dilemas, de nuevas tecnologías... En ese problema nadie entra. Pero en España está prohibido que los padres eduquen solos a sus hijos, la educación es compartida. Eso no quita para que se deba informar a los padres sobre la educación que reciben sus hijos», explica el exdefensor del menor, Javier Urra.

El juez de menores de Granada, Emilio Calatayud, defiende que «los hijos no son propiedad de los padres pero éstos tienen la responsabilidad de velar por ellos. Y tampoco son del Estado, porque cuando hacen algo malo responden los padres por ellos».

«Bloquear las clases como si fueran contenidos televisivos de pago demuestra la desconfianza por parte de los políticos respecto a los profesores. Es necesario un acuerdo, hace falta que los pedagogos y los educadores hagan sus propuestas, también los políticos y los padres. La educación debería ser, básicamente, introducir al sujeto al mundo», señala José Ramón Ubieto, profesor de Ciencias de la Educación en la Universitat Oberta de Catalunya. «El ‘pin parental’ tendrá poco éxito», augura de forma tajante.

Los padres tienen derecho a dirigir y orientar esa educación y esa formación, pero siempre teniendo en cuenta que dicha educación tiene que estar encaminada a la paz, la tolerancia, la igualdad, para garantizar el pleno desarrollo de los derechos humanos», afirma Catalina Perazzo, directora de Políticas de Infancia de Save the Children.

Del escaño a las aulas
Comentarios