miércoles 25/5/22

ERC redobla la presión y advierte a Sánchez de que la legislatura «pende de un hilo»

El Gobierno aboga por acelerar la comisión parlamentaria sobre secretos oficiales, que lleva dos años sin constituirse
                      Pedro Sánchez junto al presidente de la Ceoe, Antonio Garamendi y el de Cepyme, Gerardo Cuerva. EMILIO NARANJO
Pedro Sánchez junto al presidente de la Ceoe, Antonio Garamendi y el de Cepyme, Gerardo Cuerva. EMILIO NARANJO

El Gobierno quiere aclarar en el Congreso de los Diputados el supuesto espionaje a políticos independentistas a través del sistema Pegasus y aboga por acelerar la comisión parlamentaria sobre secretos oficiales, que lleva dos años sin constituirse, toda vez que ERC ha vuelto a amenazar con que «la legislatura pende de un hilo». El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha abierto la puerta este lunes a modificar las mayorías necesarias para constituirse la Comisión del Congreso sobre información clasificada, con el fin de que la actual mayoría de tres quintos no impida su constitución.«Se están barajando distintas fórmulas que garanticen que todos los grupos parlamentarios estén allí presentes», ha dicho Bolaños en una entrevista en TVE y ha puntualizado que no es el reglamento sino una resolución de la Cámara la que señala la mayoría necesaria para convocar la comisión; por lo tanto, podría pasar de tres quintos a otro tipo de mayoría, como la absoluta, por ejemplo.

En este sentido, la Mesa del Congreso podría analizar hoy una nueva resolución presentada por la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, y que sería apoyada por Unidas Podemos, según han apuntado fuentes de este partido. Sin embargo, los socialistas buscan también que cualquier cambio sea refrendado por el PP, y el portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE, Felipe Sicilia, ha pedido a los populares que no haya vetos a grupos parlamentarios.

Varios ministros del Ejecutivo, del ala socialista y de Podemos, han coincidido este lunes en que el caso Pegasus debe aclararse e investigarse y que el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) tendría que despejar dudas sobre su labor en sede parlamentaria.

Diferencias con Podemos

No obstante, mientras la ministra de Defensa, Margarita Robles, insiste en que el CNI actúa «con el más absoluto respeto a la legalidad vigente», la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, recalca que debe haber una «asunción de responsabilidades».

Y es que los partidos independentistas afectados por estas escuchas, y sobre todo ERC, ven insuficiente las propuestas que hizo llegar Bolaños a la consellera de Presidencia de la Generalitat y dirigente de ERC, Laura Vilagrà, para abrir un «control interno» del CNI y para «desclasificar» documentos. «La legislatura española pende de un hilo», ha vuelto a advertir Vilagrà.

Los republicanos amenazan con poner en jaque la legislatura y en primer término el decreto de medidas anticrisis que se votará este jueves en el pleno del Congreso. No quieren medidas «cosméticas» sino una investigación transparente que aclare quién ha estado detrás de este presunto espionaje y si el CNI tenía el sistema Pegasus, que sólo pueden adquirir los gobiernos. «Veremos en próximas horas cómo evolucionan los hechos y cómo son las actuaciones. Y en base a eso, acabaremos de decidir nuestra posición sobre próximas votaciones en el Congreso. Estamos ante una vulneración de derechos, y eso lo condiciona todo», ha reiterado la portavoz de ERC, Marta Vilalta.

El secretario general de JxCAT, Jordi Sànchez, también ha exigido no sólo la comisión de secretos oficiales sino otra comisión de investigación para despejar cualquier duda de «complicidad». «Hasta que la mayoría socialista y de Unidas Podemos no asuma estas propuestas no se puede dar desde el independentismo ningún apoyo a este Gobierno», ha avisado. El presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, confía, sin embargo, en que los grupos parlamentarios den un «ejemplo de unidad» apoyando la convalidación del real decreto de medidas para hacer frente las consecuencias de la guerra en Ucrania, y la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, apoya a Sánchez al señalar que está haciendo un «trabajo serio» ante la «máxima gravedad» del supuesto espionaje. Bolaños ha remarcado que lo que hay que hacer es «recuperar la confianza», porque el Gobierno quiere «contar con aliados parlamentarios».

ERC redobla la presión y advierte a Sánchez de que la legislatura «pende de un hilo»
Comentarios