sábado 21/5/22
undefined
La Guardia Civil ha dirigido la operación. GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil ha investigado a 13 hombres de origen nigeriano como presuntos autores de numerosas estafas amorosas a través de internet que, tras hacerse "novios" de sus víctimas y ganarse su confianza, les habrían estafado más 250.000 euros para su posterior inversión en criptomonedas. Las actuaciones, llevadas a cabo en la denominada Operación Loverboy, han sido entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 5 de Ayamonte (Huelva), ha informado la Guardia Civil, que ha detallado que en algunos casos, los estafadores se hacían pasar por actores de Hollywood.

La operación se inició en junio de 2021, cuando una de las víctimas puso en conocimiento de la Guardia Civil que había sido estafada a través de internet durante meses. Abierta la investigación, los agentes detectaron a nueve víctimas de nacionalidad española residentes en Huelva, Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante, Oviedo y País Vasco, muchas de las cuales estaban siendo estafadas en esos momentos, siendo alertadas e informadas por los agentes para que presentaran denuncia. También se localizaron tres víctimas más fuera del territorio español, siendo estas de nacionalidad china, polaca y francesa.

Por su parte, la mayoría de los investigados residen en España y tienen conexiones en países como Italia, Reino Unido y Nigeria. Los estafadores, de entre 30 y 40 años, habrían logrado obtener de sus víctimas, con edades comprendidas entre 55 y 65 años, más de 250.000 euros, la mayoría de los cuales invirtieron en la compra de criptomonedas en diferentes plataformas extranjeras. La investigación ha contado con la colaboración de la Autoridad Judicial y de diversas entidades financieras para su esclarecimiento y resolución, según la misma fuente.

Así funcionan estas redes de delincuentes

Este tipo de estafa, conocida como del "falso novio/a virtual", consiste en que el ó la delincuente se crea una identidad falsa y, aprovechándose de la situación de vulnerabilidad psicológica que suele presentar la víctima, finge interés amoroso o sexual en ella, en ocasiones durante meses para ganarse su confianza. Una vez que se establece un vínculo entre ambos, el estafador comienza a solicitarle dinero alegando que no puede disponer de su propio patrimonio ya que se encuentra en otro país, que es para causas benéficas o para poder dar salida a una herencia millonaria. 

El engaño suele continuar haciendo creer a la víctima que va a venir a vivir a España y reclamándole dinero para pagar billetes de avión y enviar equipaje u objetos de valor que, según el delincuente, quedan retenidos en la aduana si no se pagan los importes que determinan las autoridades extranjeras. Tras la estafa, las víctimas quedan en una situación económica precaria, llegando incluso a solicitar préstamos para poder obtener el dinero que posteriormente envían a los estafadores.

En un comunicado, la Guardia Civil ha alertado de que este tipo de estafas que combinan componente psicológico con conocimientos tecnológicos por parte de los delincuentes, se dan de forma habitual y en muchas ocasiones las víctimas no acuden a denunciar los hechos. Desde la Guardia Civil se recomienda no confiar en contactos desconocidos que solicitan transferencias de dinero, así como denunciar los hechos cuanto antes para que puedan ser investigados.

Cae una red de estafadores "amorosos" por internet