sábado 8/5/21

Los forenses confirman que las víctimas de Igor el Ruso no pudieron defenderse

Los peritos forenses del Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) que han comparecido este jueves en la cuarta sesión del juicio con jurado que se celebra en la Audiencia de Teruel contra el criminal serbio Norbert Feher, Igor el Ruso, han asegurado que abatió por sorpresa a sus tres víctimas, sin que tuvieran la posibilidad de defenderse de sus disparos.

Los dos especialistas forenses que realizaron las autopsias a los cadáveres han explicado que la noche del 14 de diciembre de 2017, el ganadero José Luis Iranzo recibió un disparo en el corazón «mortal de necesidad» cuando se disponía a entrar en una caseta rural de su propiedad en Andorra (Teruel) en cuyo interior se encontraba el procesado, y posteriormente otro en el brazo al intentar huir.

Han añadido que los guardias civiles Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero fueron atacados por la espalda en una caseta de campo próxima (masico), con disparos en los glúteos que les provocaron fracturas en la cadera o el fémur que les hicieron caer rápidamente.

En opinión de los médicos forenses, los dos agentes fueron abatidos posteriormente cuando se encontraban en el suelo, después de recibir cuatro disparos el guardia Romero, uno efectuado en el cuello a unos 35 centímetros de distancia, y siete Caballero.

Ninguna de estas tres víctimas, han subrayado estos especialistas, presentaban lesiones que evidenciaran que habían intentado defenderse y que «no fue una lucha, sino un ataque por sorpresa».

Los forenses se han referido posteriormente al contenido de la valoración psiquiátrica que realizaron a Feher en la prisión de Zuera y han explicado que los datos obtenidos en las autopsias confirman un «modus operandi» en el procesado dirigido a enfrentarse a sus víctimas por sorpresa y dispararles en zonas vitales.

Los forenses confirman que las víctimas de Igor el Ruso no pudieron defenderse
Comentarios